Martes, 01 Diciembre 2015 01:28

Forcejeos en el Congreso

Escrito por

Los recursos a municipios

1.- Para algunos la sesión parlamentaria de la noche del viernes fue ejemplar, y para otros fue entre opacidad y sospechas de actos discrecionales como los diputados aprobaron el Presupuesto 2016 del Gobierno estatal, con una aplastante mayoría que derivó, según las versiones de los propios legisladores, de largas jornadas de análisis y negociación que explicarían y darían legitimidad al hecho de que tanto la Ley de Ingresos como el Presupuesto de Egresos fueron aprobados sin chistar, es decir sin discusión de por medio, sin que nadie discrepara de la postura adoptada por ocho de los 11 partidos políticos que tienen representación en el Congreso. 

Visto así, habría que reconocer al presidente de la Comisión de Hacienda, el panista Alberto Mojica, y a los responsables de que el Congreso lleve adelante su trabajo sin contratiempos, que son el presidente de la Mesa Directiva, Francisco Moreno, y la presidenta de la Junta Política, Hortencia Figueroa, quien además, como coordinadora de los perredistas, representaría los intereses de la administración estatal defendiendo sus proyectos, como en este caso el paquete económico 2016.

2.- Un punto negativo de la sesión de seis horas que los diputados realizaron en la noche del viernes y la madrugada del sábado, fue el hecho de que no se hicieran públicos los mínimos detalles de los documentos principales sujetos de aprobación, como los montos del Paquete Económico y de los créditos autorizados a siete municipios. Y es que aquí la opacidad se enseñoreó y fue inútil que la sesión fuera pública y además transmitida vía internet, pues nadie pudo saber en el momento de cuántos miles de millones de pesos se trataba el presupuesto que los legisladores se disponían a votar y mucho menos algunas de sus características más destacadas. Lo mismo ocurrió con el rosario de siete autorizaciones que los diputados se sacaron de la manga para aliviar con créditos y refinanciamientos la situación financiera de igual número de municipios, entre los que de manera increíble no aparece Cuernavaca. Los únicos diputados que manifestaron un disenso fueron Jesús Escamilla del Partido Humanista, Julio Yáñez Moreno del PSD y Manuel Nava Amores de Morena.

3.- Casi al término de la sesión, ya al filo de las dos de la madrugada, Jesús Escamilla pidió la palabra por enésima ocasión y al hablar de su incorruptibilidad para continuar con sus señalamientos velados de venta de conciencias, le espetó a uno de los principales operadores del régimen: “Yo soy incomprable, ¿verdad Jaimito?”, dirigiéndose a Jaime Álvarez Cisneros, del Partido Movimiento Ciudadano, exsecretario de Turismo estatal y único diputado de su partido en el Congreso morelense. Pero la pugna entre ambos diputados no paró ahí, pues a pocos instantes de que el presidente de la Mesa Directiva clausurara la sesión, Escamilla perpetró una agresión verbal directa de mayores dimensiones en contra de Jaime, a quien con palabras soeces y ofensas hacia su físico intentó avasallar, en una acción que con seguridad no quedará ahí, sino que llevará a otro de los ya acostumbrados escándalos de la legislatura 53 y pondrá a Escamilla Casarrubias en el riesgo de ser objeto al menos de una amonestación.

4.- A Jesús Escamilla Casarrubias sus compañeros lo señalan de “inestable” por su conducta insumisa. Lo de la sesión aludida en el párrafo anterior continuó la víspera. Escamilla y Jaime Álvarez Cisneros protagonizaron otra escena, más intensa, de su enfrentamiento, cuando al interior de las oficinas de la Junta Política, en el momento en que los legisladores iban llegando para una reunión de ese órgano político, se lanzaron gritos y quizás golpes, según los relatos de quienes escucharon el conflicto. No pudieron verlo porque se dio a perta cerrada, pero de inmediato trascendió como uno más de los escándalos a los que ya nos tiene acostumbrados la legislatura 53. A final de cuentas resulta intrascendente lo que se dijeron ayer los diputados y si se liaron a golpes o todo quedó en gritos. Lo grave es que se ponga en entredicho la honestidad de los congresistas en un tema tan delicado como el presupuesto. Esto último sí debe ser aclarado. A ver.

5.- En su sesión nocturna del fin de semana, el Congreso aprobó créditos y refinanciamientos para los municipios de Amacuzac (26.5 millones de pesos) y Puente de Ixtla (63 millones de pesos) en ambos casos por gestiones del diputado que los representa, Julio Espín Navarrete; Emiliano Zapata (210 millones) y Temixco (110 millones), representados por Silvia Irra Marín; Cuautla (235 millones), Enrique Laffitte Bretón; Atlatlahucan (28 millones), Anacleto Pedraza; y Mazatepec (6 millones), Alberto Martínez González. Ante esos hechos la clase política de la capital se pregunta: ¿Por qué a Cuernavaca no le fue autorizado el refinanciamiento de 650 millones de pesos que ha solicitado hasta en cuatro ocasiones a los diputados? Cuando se conoció la más reciente de las solicitudes de refinanciamiento que aprobó el Cabildo y llevaron autoridades municipales al Congreso, señalé de inmediato que para la resolución del refinanciamiento capitalino influirían cuestiones de carácter político que no se advertían favorables para la ciudad, con temas como el enfrentamiento entre fuerzas políticas por el Mando Único. No es raro que ocurra algo así y de hecho son políticas también las respuestas positivas que en la madrugada del sábado se dieron para otros municipios. En esa misma sesión fue creado el Fondo Estatal de Infraestructura Municipal, el cual operará el 1 por ciento del 5 por ciento de las participaciones federales de los municipios, que en este 2015 estaban destinados al Fondo Morelense de Seguridad Pública. 

6.- Cambiemos de frecuencia. Empieza diciembre y con él cobra fuerza el tema del pago de aguinaldo a los burócratas, con lo cual este sector de la sociedad será visible de manera importante en los días siguientes. En este contexto, trabajadores de la UAEM preparan movilizaciones para exigir que las autoridades estatales otorguen un enésimo salvavidas financiero a la institución, esta vez para que cumpla con el pago de al menos dos catorcenas y el aguinaldo, lo que será abanderado por el propio rector Alejandro Vera. Las movilizaciones incluirían medidas como la toma de carreteras y casetas, de tal forma que el conflicto atraiga la atención de autoridades estatales. En tanto, otro frente comienza a formarse para protestar y es el de los burócratas estatales que ven con temor la iniciativa del gobierno estatal para modificar el sistema de pensiones. Este martes hay una reunión entre Daniel López del Ejecutivo, Jesús Román del Legislativo y otros líderes sindicales, para analizar la iniciativa en cuestión y conocer una contrapropuesta de los trabajadores, que paralelamente organizan movilizaciones para protestar, con todo y que enfrentan –dicen- amenazas directas y veladas de la Secretaría de Administración del Poder Ejecutivo. Las protestas podrían iniciar esta semana.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.