Bajo el Volcán

Evite ahogarse en un vaso de agua

De nosotros depende el sentido que demos a nuestra vida

« “Ahogarse en un vaso de agua” es concentrarse en un aspecto de la vida que nos resulta abrumador y volverlo tan dramático que parece que la vida misma pierde sentido, cuando eso no es cierto. »

  • Like
  • Comentar

La gente suele enfrascarse tanto en su vida, en sus problemas, en su situación particular, en su propia persona que pierde de vista el contexto, el ambiente, la trayectoria de la humanidad, la perspectiva trascendental de su vida.

Todos hemos oído la frase que dice que evitemos “ahogarnos en un vaso de agua” para darnos a entender que si un asunto pequeño nos está agobiando de manera exagerada, siendo que realmente no es un problema tan grave, debemos de evitar que nos ahogue realmente por cómo lo tomamos.

Pero nosotros vamos más lejos a tratar de reflexionar acerca del hecho de que nuestros problemas pueden cegarnos, dramatizarnos y enfocarnos sólo en nuestra persona y en las estrechas opciones acerca de un problema particular cuando siempre hay por encima de algún asunto, una posibilidad de visión más global, menos particular, que nos dé otra oportunidad de darle sentido a lo que nos sucede.

De nosotros depende el sentido que demos a nuestra vida. Y cuando nos respondemos a interrogantes más profundas acerca de “para qué estamos aquí”, la forma de dar significado a una situación cambia mucho.

Pongamos un ejemplo, es común que algunas veces mujeres típicamente de las que “aman demasiado” esté totalmente enfrascada en su pareja que no le hace caso, le maltrata o no le da el lugar que debe tener para que la relación funcione de manera recíproca y nutricia. Puede ser que esta persona pueda dedicar casi todas las horas del día a estar pensando en “su amor” y cómo convencerlo para que la trate mejor y para estar juntos, cuando a lo mejor y deliberadamente este individuo pueda estar saliendo con otras y no tenga el menor cuidado de las emociones y necesidades afectivas de su pareja o de las otras con las que sale.

La mujer en este ejemplo puede centrar todos sus esfuerzos mentales, emocionales y hasta económicos en esta pareja. Pensar de un modo trascendental sería su curación, aunque tal vez no lleve a que este hombre la ame.

Pensar trascendentalmente implicaría hacerse preguntas sobre el sentido de lo que hacemos. Ella tendría que cuestionarse más o menos así: ¿Vine a este mundo para vivir enfocándome en un hombre a ver si logro que me ame y por fin entonces me sienta feliz? ¿No será que quizá el amor de pareja es apenas un aspecto de mi vida? Es necesario que amplíe mis horizontes y me vea por encima de este hombre, pues no sólo nací para tener pareja y dedicarme a amarla todo el día, y esperar que en eso radique mi felicidad.

Aunque el ejemplo es sobre una relación codependiente, no quiere decir que es privativo de estos problemas el situarse en un plan trascendental. Éste es más bien una actitud en la que se trata de ver las cosas “más allá” de la situación particular y ver más la trayectoria global de la persona y no sólo un problema aislado.

En este ejemplo eso significaría poder considerar si la situación realmente la hace crecer, o si amar a esa persona ha perjudicado otros aspectos de su vida o los ha anulado como el estudio, el trabajo, las amistades, los hijos (si los hay), el vínculo con los padres, etc.

“Ahogarse en un vaso de agua” es concentrarse en un aspecto de la vida que nos resulta abrumador y volverlo tan dramático que parece que la vida misma pierde sentido, cuando eso no es cierto. Dicen que cuando podemos distraernos de un problema aunque sea por un rato es que no es realmente tan grave. O si incluso otro problema acaba ocupando su lugar.

Es fundamental definir también nuestra visión trascendente de la vida desde la cual eventos particulares cobran un sentido y parecen parte de un plan o de la misión encomendada. Eso implica no sólo trabajar en nuestras heridas emocionales, sino en nuestra vida espiritual en la cual contestamos “¿para qué estoy aquí?”.

 

* Mtra. Ruth Holtz, Terapeuta psicocorporal, Analista bioenergética, Psicoterapeuta psicoanalítica. Orientadora cristiana. Informes y citas para videollamada a Colima al tel. 01 312 3 30 72 54

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.                www.facebook.com/crecimientoemocionalintegral

 

 

Intégrate al grupo en www.facebook.com/LECTORES DE RUTH HOLTZ

 

Visto 6861 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Ant. José
Sig. Expondrán durante tres días en el MAIC, lacas decoradas de Olinalá

Hay 2655 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...