Publicado en Sociedad Sábado, 25 Mayo 2019 05:12

Sin cuantificar, los daños por incendios forestales: investigador

Escrito por

Sólo hay fotos y anécdotas, pero no una estimación de las pérdidas, señala el especialista.

No existe cuantificación del daño ecológico ni de la afectación de la fauna que provocan los incendios forestales en Morelos, señaló José Antonio Guerrero Enríquez, investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), quien dijo que sólo se tienen anécdotas y fotografías de los brigadistas pero no se cuantifican los daños.

Estableció que hay una afectación que dejan los incendios en la fauna silvestre, particularmente en especies pequeñas, ya que no tienen oportunidad de desplazarse a grandes distancias para escapar del fuego por su tamaño.

“Los animales más afectados son los ratones, reptiles y aves, que son los que mueren directamente por los incendios. En segundo lugar está la fauna mediana, la que sufre menos porque tienen la capacidad de trasladarse rápidamente en el momento que detectan humo por el incendio”, explicó Guerrero Enríquez.

Indicó que muchas de las especies afectadas tienen una distribución restringida en el país y son endémicas por encontrarse sólo en una zona, lo que tiene consecuencias más graves en esa población.

José Antonio Guerrero consideró lamentable que no exista un registro de afectación a la fauna que perece durante los incendios, “sólo vamos registrando las anécdotas de los combatientes que están atacando el fuego y encuentran fauna muerta, toman fotos pero no hay una cuantificación del daño”, por lo que dijo que es necesario cuantificar el daño que dejan los incendios forestales a la fauna, en particular de las poblaciones más vulnerables como el conejo teporingo o zacatuche.

El conejo teporingo es una especie de la que más se ha visibilizado la destrucción de su hábitat, dijo tener imágenes de animales quemados tras el incendio en el municipio de Huitzilac, zona donde se registra cada año un número importante de incendios de zacatonales, lugares donde viven los teporingos.

En tal contexto consideró relevante realizar investigaciones en las zonas donde se concentran las poblaciones de conejos teporingos para saber con exactitud qué tanto se redujo su número, así como de especies como serpientes de cascabel y lagartos cornudos que son los que más mueren en los incendios forestales.

Dijo que la frecuencia con que ocurren los incendios disminuye la resiliencia del hábitat, que se adapta al fuego. “El problema es la frecuencia con que ocurren cada año en la misma zona de zacatonales, ya que éstos no logran recuperarse para que las poblaciones de los conejos se mantengan y puedan conservar su hábitat. La única forma de evitar que perezcan los animales, es la prevención porque una vez que ocurre el incendio es imposible que escapen, la solución es evitar los incendios”, concluyó.

La Comisión Nacional Forestal informó que al 23 de mayo se registran 104 incendios forestales en el territorio nacional, de los cuales 66 están activos, 15 en proceso de liquidación y 23 liquidados. Los 66 incendios forestales activos se encuentran en 17 estados: Sinaloa, Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Veracruz, Chiapas y Quintana Roo, informó la dependencia.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
La Redacción

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de La Redacción

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.