Ignoran adolescentes cómo usar métodos anticonceptivos Ignoran adolescentes cómo usar métodos anticonceptivos
Publicado en Sociedad Miércoles, 25 Septiembre 2019 05:00

Ignoran adolescentes cómo usar métodos anticonceptivos

Escrito por

Esa es una de las causas por las que ocurren los embarazos no planeados en jóvenes.

La mayoría de los jóvenes conocen los métodos anticonceptivos, pero no saben cómo usarlos en la práctica, por lo que esa es una de las causas por las que ocurren los embarazos no planeados en adolescentes. En lo que va del año en Morelos ya se han registrado dos mil 177 casos en mujeres de entre 10 y 19 años.

Este 26 de septiembre se conmemora el día nacional para la prevención de los embarazos no planeados en adolescentes. Por ello, las autoridades estatales dieron a conocer que este asunto está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública.

Miguel Armando Rivera Vargas, responsable del programa en esta materia de los Servicios de Salud de Morelos (SSM) detalló que en el mismo período del año pasado sumaban dos mil 905 casos, lo que significa una reducción respecto al 2019.

Las niñas y adolescentes que enfrentan un embarazo no planeado, en la mayoría de los casos son colocadas en una condición de vulnerabilidad, por varias razones  ya estudiadas por la OMS, como el hecho de que la mayoría de los casos en niñas ocurre por abuso sexual; además, “es un evento dramático” para las jóvenes porque conlleva el rechazo familiar; además de que implica una condicionante de riesgo de rezago para la niña o joven en varios rubros, como el educativo, el laboral, de violencia y de discriminación.

A decir de Rivera Vargas, los SSM han puesto en marcha diversas estrategias para la prevención.

Los municipios donde se identifica el mayor número de embarazos adolescentes están en Los Altos de Morelos, entre ellos Tetela del Volcán y Tlalnepantla, pero ya se observa el crecimiento de ese problema en lugares como Puente de Ixtla, Axochiapan y Coatlán del Río, lo que da una idea de la dispersión.

El especialista refirió que hay tres ejes primordiales para prevenir el embarazo en adolescentes: la familia, la escuela y los maestros y, el tercero, el sector salud.

Por eso destacó la necesidad de que los padres tomen cartas en el asunto y se comuniquen con sus hijos e hijas, para abordar este tema de manera científica, apegada a la realidad actual.

Informó que, como parte del programa, se otorgan pláticas a maestros y se ofrecen 37 unidades de servicios amigables en las cabeceras municipales, que consisten en módulos en los que hay personal médico y de enfermería que está capacitado en dar atención en salud sexual y reproductiva a los adolescentes.

Cabe señalar que la salud sexual no sólo se relaciona con embarazos no planeados, sino con Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

En este tema, el funcionario estatal apuntó que una de las principales ITS es el VIH, notoriamente en el grupo de adolescentes y en los varones, así como la sífilis, la gonorrea y otras afecciones del tracto urinario.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica y la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición – apuntó- más de la mitad de la población inicia su vida sexual en la adolescencia.

Además, en las mujeres es notorio que aunque inicien la actividad sexual en dicha etapa, pasan en promedio cuatro años para que usen su primer método anticonceptivo.

Lo anterior marca pautas para prever que hay un amplio margen para un embarazo no planeado o una enfermedad de transmisión sexual.

A decir de Rivera Vargas, la norma oficial indica que los Servicios de Salud deben dar atención y respetar el derecho de las personas de 10 a 19 años, a recibir consejería y métodos de anticoncepción de su elección, incluso sin la presencia de mayores de edad, sin estar casados o cualquier condicionante de alguna otra persona adulta.

Con base en la normatividad ya referida, destacó que en los SSM están en la mejor disposición de recibir a adolescentes y jóvenes y darles información, para que cuando decidan tener su primera relación, lo hagan con algún método que permita prevenir tanto ITS como embarazos no deseados.

A decir del titular del programa, a pesar de que la información sobre métodos anticonceptivos está a la mano, no la entienden o no saben usarlos.

“A pesar de que la información está a la vuelta de un click en el celular o en la página de internet, lo que vemos en los estudios es que tienen mucha información pero no la están entendiendo, no la están comprendiendo; aquí es muy importante que las familias y maestros puedan atender esas dudas y llevar ese conocimiento a la práctica”.

Miguel Armando Rivera dio a conocer que la edad más temprana en la que se ha identificado casos de niñas embarazadas en el estado es de sólo nueve años.

Añadió que las estadísticas nacionales indican que en la mayoría de los casos hay violencia sexual (si no se trata de violación, sí hay cohecho, o coacción a las chicas) y en nueve de cada 10 casos, el padre es cuando menos cinco años mayor a la mamá.

Al hablar de la forma en la que se observa esta dinámica, puso como ejemplo el caso que fue recibido en una de las clínicas de Morelos, donde la chica tenía sólo trece años y quien resultó responsable del embarazo era un hombre de 40 años, pero la familia de la menor los obligó a hacerse cargo del bebé, de tal manera que evidentemente, se trataba de un tema de violencia.

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.