Sociedad

Delgaditos


12888 Views
Lectura 2 - 3 minutos
Delgaditos
Sociedad
Lectura 2 - 3 minutos

Delgaditos


12888 Views
  • Like
  • Comentar

¡Quiobo gachos! ¡No se humillen, no se humillen! (diálogo del actor que interpretó al "tuerto" (Jorge Arriaga) personaje de la película "Nosotros los pobres" de Ismael Rodríguez 1952. ¿Qué pachulí tropa de La Unión querida? ¿Qué transita por sus venas? ¿etílico? ¿Todavía? buzos caperuzos, no sea que en una de esas se acaben "enfriando" por una congestión alcohólica y les pongan la "pijama de triplay".

Luchemos contra la propuesta popular que dice ¡a beber mis cosacos, pa’ morir hinchados y no llevar arrugas! Imagínese que precaria filosofía, mi ching-wong. El día de hoy subimos a la "calumnia" otro temita interesante en la vida de nosotros los mexicanos: la obesidad, un problema definitivamente de salud pública que involucra una serie de problemáticas a nivel psicológico, por supuesto, por la falta de aceptación que sufre el propio individuo, la cuestión social que se exime desde luego a través de las suntuosas propuestas, "delgadez" sinónimo de éxito.

Obvio que esta errónea concepción llena de confusión pero sobre todo de frustración al obeso, toda vez que la exigencia de la sociedad es palpable a todas luces, en los spots publicitarios la mujer que tiene al mejor "man" (hombre) es la rubia delgada, que además es quien únicamente puede gozar del mejor vehículo. Eso es al menos lo que su charro percibe de esas suntuosas e inverosímiles campañas publicitarias.

La obesidad degenera no nada más el físico de la persona, degenera la salud mental y física de quien la padece, independientemente del cúmulo de problemas psicológicos y físicos, que incluyen presión arterial elevada, problemas gastrointestinales, problemas músculo esqueléticos por sostener permanentemente mayor peso. Es como si a un vehículo de aquellos legendarios Volkswagen le metemos el motor de un vehículo ocho "cilantros". Se requeriría de una suspensión reforzada y de diversas adaptaciones. Perdone la mafufa y burda analogía, mi lector, pero en el cuerpo humano sucede lo mismo, considero que el mayor problema por el cual tantos y tantos mexicanos hoy en día están sufriendo de sobrepeso radica en ese total desconocimiento de lo que significa realmente la obesidad.

La sociedad es muy cruel, las mujeres delgadas tienen mucho mejor desenvolvimiento en esta "suciedad" exigente. Por ello muchísimas empresas llegan hasta "utilizar" como anzuelos al personal femenino que contratan.

A ver, mi lector, es más fácil que le firmen a una silueta delgada que una gorda (aunque cabe mencionar cuate lector que hay gorditas muy sabrosas). Como reza la vulgar conseja popular ¡Dios mío, tanta carne y yo chimuelo! 

Desde siempre, su majestad, la presencia física vende. ¡La neta! dice la conseja popular que dependiendo el sapo es la pedrada. A los peces gordos normalmente les tocan a las mujeres que tengan mucho más porte ¡así de fácil, más claro ni el agua¡ ¡así o más neto!  Queda claro que en nuestro país existe discriminación. En nuestro territorio las mujeres obesas sufren más, el "patroncito" regularmente quiere a la secretaria delgada que en una de esas hasta se la acaba "comiendo". Así que, "ladies" que estén viviendo el problema de cerca, la sugerencia es que cuiden su salud. Además, hasta les conviene por muchísimas razones ¡pónganse agujetas!

Ahí queda. Hasta la próxima.

Visto 12888 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Mario Villa

15 Posts 177,773 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. A partir de la cuaresma comenzó a vender más
Sig. De Tepoztlán para el mundo: Así es el estudio donde se mezcló audio ganador de un Óscar
  • La Unión de Morelos

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...