Publicado en Editorial Sábado, 10 Noviembre 2018 05:03

Un dilema que no debería serlo

Escrito por

Los docentes obligados a presentar a partir de hoy su proceso de evaluación deben estar en un dilema, pues el futuro gobierno federal asegura que ese procedimiento no se cancelará pero no tendrá las consecuencias que hoy tiene y que pueden llegar a la pérdida del empleo.

El Movimiento Magisterial de Bases promueve de manera sistemática que los profesores incumplan con el examen, pero olvida que en Morelos hay por lo menos ocho profesores que no tienen trabajo por hacerles caso.

Lo cierto es que ese mandato es legal y sigue vigente, pues el gobierno que promueve su abrogación aún no entra en funciones.

La lógica dice que mientras sea obligatorio debe cumplirse, aunque falten sólo unos días para que este gobierno federal se acabe.

Publicado en Editorial
Etiquetado como

Lo último de La Redacción

Más en esta categoría: « Ineficacia Imperó la cordura »
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.