Domingo, 23 Julio 2017 06:12

Cinefilia Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

A todos nosotros nos gusta el cine. Ninguno de nosotros puede decir que no le gusta ver películas y quien diga eso probablemente no pertenece a la raza humana. Pero a pesar del unánime gusto que todos tenemos por el séptimo arte, la manera en que nos acercamos a él es diferente en cada uno de nosotros. En textos pasados hemos hablado de diferentes tipos de cinematografías, ahora toca hablar de diferentes tipos de espectadores, o de manera más específica: sobre lo que implica ser cinéfilo. Este texto no tiene la intención servir como un pequeño manual de cómo ser un verdadero cinéfilo, sino más bien como un recuento de consideraciones, hábitos, consejos y demás comentarios acerca de esa pasión que nos lleva a mirar compulsivamente películas.

Todos a nuestra manera somos cinéfilos, lo que viene a distinguirnos unos de otros son cuestiones de gustos y hábitos. En cuanto a los hábitos podemos comenzar a mencionar que no todos miran películas y series con la misma frecuencia, habrá quien lo haga esporádicamente y quien lo haga diario. El hecho de no ser constante no significa ser un mal cinéfilo, puesto que todos tenemos obligaciones que muchas veces no nos dejan tiempo suficiente para hacer lo que nos gusta. Pongamos un ejemplo: un cinéfilo que tiene mucho trabajo probablemente irá al cine o verá una película en su casa una o dos veces a la semana, pero la disfrutará muchísimo, puesto que tal vez ese momento signifique para él uno muy relajante y liberador. No olvidemos que el cine además de ser un escaparate a otras realidades es también un refugio de la Realidad (sí, con mayúscula) esa que muchas veces puede ser muy difícil y decepcionarnos, pero que gracias al séptimo arte la podemos asimilar mejor o la podemos evadir.

También puede ser que ese momento hechizante frente a la pantalla represente la oportunidad de compartir tiempo con algún ser querido. Algo que es interesante es que a más de uno de nosotros tiene amistades o familiares con los que ve diferentes tipos de filmes según las afinidades que se tengan con esa persona(s). Quizá con tu hermana gustes mirar pelis de terror y con tu papá unas de acción. El cine suficiente y de sobra para todos. El contexto, el rito, son determinantes al momento de apreciar una película. Y nos gustaría cerrar el texto invitándolos a que piensen sobre la forma en que ustedes ven películas, con quién suelen verlas, cuántas veces a la semana, y por allí comenzar a dilucidar qué clase de cinéfilo somos. En el siguiente texto abordaremos con más detalle la figura del cinéfilo como una persona que tiene ciertas características, además del gusto por ver películas, esporádica o compulsivamente.

Visto 1126 veces
Luis Eduardo Flores

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.