Jueves, 21 Mayo 2015 00:00

Murió Nacho S. Huape

Escrito por

“El Cuau”: su discurso

1.- El fundador y ex presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Morelos, Ignacio Suárez Huape, murió la madrugada de ayer en un accidente carretero registrado a la altura del kilómetro 71 de la autopista México-Cuernavaca, después de pasar el entronque hacia la carretera La Pera-Cuautla. 

Junto con el ex diputado local perredista y apoyador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, surgido en 2011 bajo el liderazgo del poeta Javier Sicilia Zardaín, murió su esposa Inés Montaño. Una hija de Nacho viajaba en la parte posterior del vehículo GM Aveo, color blanco, placas de circulación PYS-2189 de Morelos. Se encuentra delicada de salud. Los tres tripulantes retornaban de un viaje a la capital morelense. Los detalles del fatal accidente los encontrarán ustedes en nuestra edición de hoy, pero es importante recordar, entre muchas otras facetas de este personaje nacido en Michoacán pero radicado desde muy joven en Jojutla, cuando siendo parte de la legislatura 47 en 1998 denunció la protección que le brindaban la Procuraduría General de Justicia y el entonces gobernador Jorge Carrillo Olea a bandas de secuestradores. Nacho también fue el primero en denunciar el alojamiento de capos de la droga en nuestra entidad, donde tenían sus casas finsemaneras, entre ellos el extinto Amado Carrillo Fuentes (alias “El Señor de los Cielos”), quien era propietario de la Hacienda de la Luz en Tetecala. Aquel inmueble siempre fue resguardado por agentes federales y preventivos estatales. Suárez Huape era un izquierdista auténtico, gran luchador social, a quien muchos vamos a extrañar en Morelos. Descanse en paz, junto con su esposa Inés. Por cierto, bajo los auspicios de los diputados Lucía Meza Guzmán y Javier Bolaños, ayer por la tarde se le rindió un homenaje de cuerpo presente en el vestíbulo del Congreso local.

2.- Cambiemos de frecuencia. La noticia no solo conmocionó a la sociedad de Chihuahua, donde ocurrieron los hechos, sino también a muchos sectores interesados en la conducta juvenil a nivel nacional. Me refiero al asesinato de un niño de escasos siete años de edad, perpetrado por cinco adolescentes, entre ellos uno de 15 años que me hizo recordar las desviaciones conductuales de infinidad de niños sicarios puestos al servicio del crimen organizado en Morelos. El caso más conocido fue el de Edgar “N”, identificado popularmente como “El Ponchis”, quien tras ser liberado fue trasladado a los Estados Unidos con una tía. Hoy quiero retomar las circunstancias que han rodeado a decenas de adolescentes convertidos en criminales. ¿Qué ocurrió con ellos? Cuando analizamos las circunstancias y factores que entregan a miles de jóvenes al crimen organizado, se concluye que desde su desenvolvimiento cotidiano se trató de sujetos con dificultades para relacionarse socialmente, sentimientos de inferioridad, temores, depresión, frustración y sensación de incertidumbre. El índice de delincuencia es elevado desde edad temprana. Empiezan a los ocho años, pero delinquen con mayor frecuencia entre los 16 y 17. La problemática afecta tanto a hombres, como a mujeres.

3.- A continuación mencionaré los principales rasgos del trastorno de personalidad antisocial, que se presenta desde la adolescencia. Espero que la lista sirva para que usted, amable lector, analice el comportamiento reciente de sus hijos o familiares cercanos. Los jovencitos no se ajustan a las normas sociales con respecto de las conductas legales, según lo indicado por la realización de actos que son motivo de detención; incurren en deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para beneficio personal o por placer; tienen impulsividad o incapacidad para planificar el futuro; se conducen con irritabilidad y agresividad, reflejado esto con peleas físicas repetidas o agresiones; se tornan temerarios y con desprecio por la seguridad de sí mismo y la de otros; su irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de honor las obligaciones financieras; y la falta de remordimiento, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otro. Todos estos síntomas los tienen los cinco adolescentes que participaron en la tortura y asesinato del niño en Chihuahua. Aguas.

4.- Vayamos al Congreso local. El secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, acudió la sede de ese cuerpo colegiado a cumplir la encomienda del gobernador Graco Ramírez en cuanto a entregar la iniciativa que anunció el lunes antepasado y firmó el lunes 18 del mes en curso, referente a convertir en ley el programa de las Beca Salario. Contrario a lo que ocurre generalmente cuando el número dos de la administración estatal pisa el Palacio Legislativo, Matías Quiroz no fue recibido por la presidenta del Congreso, Lucía Meza, ni por el presidente de la Junta Política, Javier Bolaños, sino que lo atendieron la aliancista Erika Hernández Gordillo, los perredistas María Teresa Domínguez y José Antonio Albarrán, y el priísta Antonio Rodríguez, ante quienes el jefe de la política interna y de la seguridad pública pidió que los diputados analicen con seriedad la iniciativa, y recibió solo sonrisas de sus interlocutores. Quienes no trataron con algodones al secretario de Gobierno fueron los reporteros, quienes de plano le preguntaron si la iniciativa tiene un propósito electorero. Claro que lo negó.

5.- A raíz de una propuesta del diputado Miguel Ángel Rodríguez, quien planteó la necesidad de generar políticas públicas a favor de este grupo de personas, los diputados tuvieron que voltear los ojos ayer a lo que pasa en tierras morelenses con los jornaleros agrícolas que vienen a trabajar en nuestros campos desde estados como Oaxaca y Guerrero. El legislador subió un acuerdo en cuya argumentación detalló que ciertamente los morelenses actuamos con hipocresía –no lo dijo pero se infiere- al escandalizarnos con lo que pasa con los trabajadores agrícolas de San Quintín, en el norte del país, que hoy son noticia nacional, dado que en la tierra de Zapata su situación no es precisamente buena. Los jornaleros vienen a trabajar jornadas extenuantes y a ganar miserias en dinero, pues sus jornales llegan a las doce horas y su ganancia ronda los cien pesos por día, viven en condiciones infrahumanas, son presa de las adicciones y sus familias deben sufrir con ellos todas las carencias. Al final se acordó pedir políticas públicas a favor de los jornaleros, pero falta que eso se cumpla.

6.- Cuauhtémoc Blanco, candidato del PSD a presidente municipal de Cuernavaca, estuvo la mañana de ayer en el mercado Adolfo López Mateos, donde fue ovacionado por centenares de personas debido a su popularidad. Sin embargo, en lo particular me llamó la atención una de las muchas declaraciones que ahí planteó. Aseguró que en caso de levantarse con la victoria el 7 de junio, gestionará el apoyo del gobernador Graco Ramírez para transformar radicalmente dicha central de abasto. Conclusión: comienza a haber una variación en el discurso impugnativo, simple y sencillamente porque el ex futbolista está bien asesorado. De nada ha servido a determinados abanderados partidistas estar encima del Ejecutivo, día tras día, bajo cualquier pretexto.

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.