Debido a las malas condiciones en que se encuentran, ya han registrado pérdida de mercancías.

Jojutla.- Un grupo de comerciantes del mercado Juan Antonio Tlaxcoapan, ubicado en la parte trasera del Auditorio Municipal, hizo un llamado a las autoridades municipales para que atiendan los daños en sus instalaciones ocasionados por el sismo del 19 de septiembre, aunado a averías en el drenaje pluvial.
Rosalía García Espinoza, vendedora del Mercado Juan Antonio Tlaxcoapan, dijo que están preocupados, ya que también fueron afectados por el terremoto y no han recibido apoyo. 
Comentó que luego del movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre se cayó una de las bardas y a la fecha no se ha reparado "y ahora con las lluvias esta situación ha dificultado más las cosas", dijo. 
Agregó que ante las condiciones de Jojutla, los comerciantes han abandonado sus espacios pues de los 60 mercaderes instalados en este centro de abasto, actualmente solo están instalados ocho. 
Mencionó que debido a las condiciones y falta de seguridad, ya han registrado pérdida de mercancía, además de las bajas ventas que presentan. 
Por su parte, Martha Hilda Ramírez Hernández, comerciante del mismo mercado, dijo que se requiere apoyo para retirar de la parte de atrás piedras que están ahí y bloquean el agua pluvial y la desvían hacia la mercancía. "Pedimos que se retire la piedra, que se repare el tubo de la canaleta para que el agua de las lluvias no se estanque y no nos afecte. Necesitamos el apoyo y ya lo hemos hecho directamente con las autoridades y no hemos tenido respuesta", apuntó.

Publicado en Zona Sur

Al repercutir en su economía.

Jojutla.- El sismo del pasado 19 de septiembre generó que un grupo de estudiantes de la Preparatoria de Jojutla bajaran su rendimiento escolar, debido a problemas económicos, reveló un estudio realizado en esa institución.

En un comunicado, la Escuela de Estudios Superiores (EES) de Jojutla, adscrita a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), dio a conocer que desarrolló un proyecto de investigación en colaboración con el Campus Comitán de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), para analizar desde diferentes perspectivas los efectos del terremoto del pasado 19 de septiembre entre estudiantes universitarios.

Silvia Cartujano Escobar, directora de esta unidad académica, cita el comunicado, informó que gracias a un convenio de colaboración con la UNACH, se realiza esta investigación pues ambas instituciones cuentan con líneas de investigación afines entre sus cuerpos académicos.

“En uno de estos cuerpos académicos se desarrollan investigaciones estratégicas en administración y educación, y con la firma de ese convenio, se logró que una investigadora de Chiapas realizara una estancia académica en Jojutla, con un trabajo que versó sobre los efectos del sismo entre los estudiantes de la EESJ”, dijo.

Cartujano Escobar explicó que la investigación tomó como muestra a 53 alumnos afectados por el sismo, a quienes se les dio seguimiento en los aspectos académico, económico y psicológico.

“En la primera parte del trabajo detectamos una baja en el rendimiento académico, debido a problemas económicos”, resumió.

Dijo que en una segunda etapa, que se realizará en aproximadamente dos meses, se hará un análisis para buscar soluciones a estas problemáticas, ya que algunas familias de los estudiantes han sufrido pérdidas importantes.

Publicado en Zona Sur

Han sido insuficientes los esfuerzos por recuperar el agua de los manantiales tras la sequía generada por el 19-S, aunado a las altas temperaturas.

Mazatepec.- De nuevo cerró temporalmente el balneario natural “Paraíso Escondido Ojos de Agua” de la comunidad de Cuauchichinola, perteneciente a esta localidad. Los responsables del lugar señalaron que la medida se tomó debido a las complicaciones que se han presentado por las altas temperaturas y la disminución del agua desde el sismo del pasado 19 de septiembre.

A través de su página oficial de Facebook, el balneario natural dio a conocer su cierre temporal ya que a pesar de que se han realizado esfuerzos por recuperar los puntos donde nacía el agua, los trabajos no han sido suficientes para mantener el establecimiento abierto al público en general.

“Querido público, sólo para informales que debido a las complicaciones que se han presentado con las variantes del clima y a la disminución de agua que desde septiembre se ha hecho notar, hemos decidido, cerrar las puertas hasta nuevo aviso”, dice textual el mensaje.

La situación fue confirmada por Eduardo Vergara Villalobos, representante de la asociación civil encargada de la administración de este lugar, quien reiteró que estarán trabajando a fin de poder reabrir este espacio, que cada temporada vacacional y fines de semana recibía a cientos de familias, además de que era una importante fuente de empleo para la región.

Reconoció que las condiciones de este balneario son complicadas, ya que las altas temperaturas no han favorecido al rescate del agua.

Explicó que tras el sismo del 19 de septiembre del 2017, los puntos del nacimiento del agua se fueron extinguiendo de manera paulatina en aproximadamente tres meses, tras lo que quedó únicamente un espejo de agua en el manantial más grande. Derivado de esta situación, el balneario cerró por primera vez en febrero de este año, a la par de que los administradores intentaban recuperar el vital líquido a través de trabajos de bombeo en el venero principal.

Tras recuperar el agua suficiente para llenar las albercas, el centro recreativo acuático reabrió en el mes de marzo para aprovechar la temporada de Semana Santa. Sin embargo, los esfuerzos fueron insuficientes, por lo que ahora cerrará una vez más sus puertas.

El balneario “Paraíso Escondido Ojos de Agua” cuenta con una extensión territorial de 17 mil 750 metros cuadrados de zona federal y es administrado por los integrantes de la asociación civil, quienes poco a poco fueron atendiendo las necesidades del lugar para brindar un mejor espacio a los visitantes; sin embargo, actualmente se han perdido los cuatro manantiales que abastecían las siete albercas.

Publicado en Zona Sur

En La Nopalera, Yautepec, se construyen 71 viviendas de 58 metros cuadrados.

“Ahora que veo mi nuevo hogar es un sentimiento indescriptible”, manifestó Catalina Moreno Morán, habitante de La Nopalera, en Yautepec, quien habita ya su nueva vivienda tras el sismo del 19 de septiembre pasado.

Catalina -y su familia- fueron algunas de las miles de personas afectadas en Morelos por el sismo. Un día antes había dado a luz a Arleth, la más pequeña de sus hijas, por lo que el temblor lo pasó en el Hospital de la Mujer, en Yautepec; sin embargo, cuando llegó a su comunidad se dio cuenta de que su casa se había caído.

“Es triste ver que el trabajo de toda la vida se va en un solo instante. No sabía qué iba a hacer, ni en dónde iba dormir junto a mi esposo y mis tres hijas”, relató.

Calmada y ya en su nuevo hogar, recordó que el periodo que siguió al sismo fue complicado. “Muchas personas se acercaban para prometernos que reconstruirían nuestras casas, pero el apoyo no llegaba”.

“Yo pensaba que no iba tener nada, no sabía cómo iba hacerle para levantar de nuevo mi casa”, comentó.

Incluso, cuando llegó el programa Unidos por Morelos y las fundaciones ¡Échale! a tu Casa y Fuerza Vecina no les creyó, pues ya estaba perdiendo la esperanza de contar con una nueva casa.

“Ya cuando vi que comenzaron a traer el material comencé a creer en la reconstrucción y más me emocioné cuando comenzaron con los muros; ahora que veo mi nuevo hogar es un sentimiento indescriptible”, aseguró.

A pocos días de poder habitar su nueva vivienda se dijo agradecida con Unidos por Morelos y las fundaciones, ya que ahora tendrá una vivienda más segura y moderna, en donde –inclusive- sus pequeñas tendrán un cuarto exclusivo para ellas.

“Sí vamos a estar mejor de lo que estábamos antes del temblor, vamos a tener una casa más bonita”, aseguró.

En La Nopalera, en el municipio Yautepec, Unidos por Morelos y las fundaciones ¡Échale! a tu Casa y Fuerza Vecina están construyendo 71 viviendas de 58 metros cuadrados cada una.

Las casas cuentan con dos habitaciones, sala, comedor y un baño. Están construidas bajos las nuevas normas y están calculadas para resistir sismos de hasta 8.5 grados.

 

 

Publicado en Sociedad

El director general, Tuffic Miguel Ortega, supervisó las obras de remodelación, en las que se invierten 13 millones de pesos.

En Cuautla recorrió las instalaciones provisionales con medicina familiar y consultorios de especialidades del Hospital General de Zona Número 7.

Está lista la rehabilitación de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Número 20 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cuernavaca, afectada por el sismo del 19 de septiembre, y en este mes reiniciará la atención en beneficio de 138 mil derechohabientes.

El director general del IMSS, Tuffic Miguel Ortega, supervisó los últimos detalles de las obras de remodelación de la UMF, en la que se invierten 13 millones de pesos, para rehabilitar espacios y ampliar los consultorios de medicina familiar que pasarán de 19 a 21.

Con el reinicio de operaciones de dicha unidad, disminuirá la demanda de atención que registraba el Hospital General Regional Número 1 de Cuernavaca, a donde se referenciaba a los derechohabientes adscritos a la UMF Número 20.

Las obras consistieron en la reparación y sustitución de muros, plafones, aplanados, iluminación, recubrimiento antibacteriano y aprovechamiento de espacios. Así como la renovación de equipo médico, mobiliario administrativo y acciones de conservación del equipo electromecánico.

El titular del Seguro Social también estuvo en Cuautla, donde constató los servicios médicos de especialidades del Hospital General de Zona (HGZ) Número 7 de esa ciudad, también afectado por el sismo.

Acompañado por el delegado José Sigona Torres, verificó los trabajos para que en las próximas semanas arranque el servicio de especialidades de Gineco Obstetricia, Traumatología, Pediatría, Cirugía General, Medicina Interna, Geriatría, Urología, Cardiología, Oftalmología y Otorrinolaringología, en beneficio de 184 mil derechohabientes.

La consulta de especialidades del HGZ Número 7 se ofrecerá en instalaciones provisionales, ubicadas en lo que fue la tienda IMSS en la ciudad de Cuautla.

Ahí mismo, Tuffic Miguel supervisó el servicio que se brinda a derechohabientes de la Unidad de Medicina Familiar Número 7, quienes acuden diariamente a consulta familiar, laboratorio, banco de sangre y farmacia, en ambos turnos.

Dialogó con derechohabientes, personal médico y administrativo de las instalaciones provisionales, con el propósito de escuchar sugerencias para mejorar la atención a la población adscrita a esa unidad médica, también en proceso de rehabilitación por los daños registrados a consecuencia del temblor.

Pese a las afectaciones por los sismos, la atención del Seguro Social a la derechohabiencia siempre se ha otorgado, ya que los servicios médicos, principalmente, se distribuyeron a diferentes clínicas en la entidad y unidades móviles del IMSS, además que se contó con el apoyo del Hospital General de la Secretaría de Salud del estado.

Asistieron a esta gira de trabajo la directora de administración Norma Gabriela López Castañeda, la titular de la Unidad de Evaluación de Delegaciones, Angélica Moguel Orozco; el director del HGZ Número 7, Rodolfo Ceballos Berruecos; y el director de la UMF Número 20, Ricardo Mauro Berrueto, entre otros funcionarios.

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

En sesión solemne, maestros señalaron las dificultades que aún enfrentan por los daños que causó el sismo del 19 de septiembre.

Al conmemorar su día en el Congreso del estado, maestros señalaron las dificultades que aún enfrentan tras los daños que causó el sismo del 19 de septiembre de 2017 y reconocieron a las personas que fueron “héroes anónimos” ante tal contingencia.

En sesión solemne, los legisladores locales entregaron la presea al mérito docente “Profesor y General Otilio Montaño Sánchez” a cuatro destacados profesores.

Se trata de Marina Ocampo Damián, en la categoría de Docente de Grupo de Excelencia del nivel básico; Silvia Gámiz Iriarte, en la categoría de docente de Grupo de Excelencia del Nivel Medio Superior o Superior; Carlos Humberto Sierra Becerra, en la categoría de Docente con Perfil de Investigador, Creador o Escritor, y Eudoxio Mora Torreblanca, en la categoría de Docente en Funciones Directivas y de Gestión Social. Todos los maestros cuentan con más de 20 años de servicio.

Como galardonada, la profesora Marina Ocampo hizo uso de la palabra ante el Pleno del Congreso y manifestó su reconocimiento a la labor que muchos maestros han realizado ante las malas condiciones en las que se encuentran algunas escuelas por los daños que causó el sismo. Afirmó que tal contingencia demostró la calidad humana de muchos ciudadanos que fueron héroes.

La presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, la diputada Edith Beltrán Carrillo, dijo que muchos profesores tuvieron que enfrentarse a diversos problemas por los daños que sufrieron los planteles y que aún siguen viviendo al no concluir el proceso de reconstrucción.

Además de la entrega de la presea al mérito docente, el Poder Legislativo otorgó 50 mil pesos como apoyo a los destacados maestros en su día.

Publicado en Política

Los beneficiarios fueron ciudadanos que perdieron su casa con el 19-S y no lograron obtener recursos del Fonden.

Tetecala.- La asociación civil “Ángeles Unidos” de Atlanta, Georgia, Estados Unidos, apoyó con la construcción de cuatro cuartos y un baño equipado para el mismo número de familias de esta localidad que perdieron su casa tras el sismo del pasado 19 de septiembre. En todos los casos, los afectados no obtuvieron recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) o fueron mal calificados. 
Mary Carmen Arellano Torres, enlace de dicha asociación en el municipio, informó que se trata de un grupo de personas entusiastas que llegaron cinco días después del sismo al municipio con ayuda de todo tipo para Morelos, la zona sur poniente y Tetecala.

Arellano Torres relató que los representantes de Ángeles Unidos luego de entregar la ayuda de enseres, víveres y medicamentos que traían en ese momento y tras conocer la situación de las cuatro familias, ofrecieron apoyo para construir un techo con paredes que les permitiera estar seguros ante las inclemencias del clima y fue cinco meses después cuando finalmente se consolidó la entrega de estos espacios, los cuales ya son habitados por las personas beneficiadas.

Los cuartos fueron edificados con block en una superficie de cuatro metros cuadrados y cuentan con un área de baño y sus muebles; la entrega de los inmuebles fue realizada el pasado 22 de abril por los representantes de la asociación civil, Valerie Oliveras y Federico Carrera, así como de otros integrantes.

Los beneficiarios son Inés Rojas Verón, Esther Silva Rodríguez, Victoria Melgar Mederos y Belén Nájera Macías, quienes agradecieron el apoyo, ya que tras el sismo no lograron obtener los apoyos federales y estatales por diferentes razones y sus condiciones no eran las mejores.

Por su parte, Valerie Olivares, a través de redes sociales, agradeció tanto a “Ángeles Unidos” que donaron a esta “increíble” causa, ya que cada dólar hizo la diferencia, pues con ello cuatro familias que quedaron literalmente sin hogar debido al terremoto que golpeó a México lograron tener un espacio seguro, expresó

Comentó que realizaron un acto protocolario de corte de listón en seña de la inauguración de estos cuartos y realizaron una convivencia con las familias beneficiadas, en la que compartieron comida, risas, lágrimas y mucho amor.

 

 

Publicado en Zona Sur

Se intervienen más de 300 escuelas afectadas por el sismo.

Yolanda Salgado Urióstegui, directora de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, en Cuernavaca, se dijo satisfecha por el avance que presenta el nuevo edificio de este plantel educativo y confía en que estará listo para el inicio del próximo ciclo escolar.

La docente recordó que la estructura tuvo que ser demolida, luego del sismo del 19 de septiembre, pues éste dañó las instalaciones del edificio.

“Es lo más triste que me ha tocado vivir como maestra, cuando vez que tu escuela la están demoliendo”, comentó.

En tanto, Estela Álvarez Báez, coordinadora académica de la secundaria, afirmó que al enterarse de la demolición del edificio, no lo podía creer, ya que ni con el sismo del año 85 había visto daño como el que causó el de septiembre de 2017.

“Sientes una gran tristeza, es más que un edificio, es como perder tu segundo hogar, ya que son muchos años y experiencias las que has vivido con estudiantes y maestros”, expresó.

Esto, tras relatar que pasó casi 20 años de su vida en el antiguo edificio, cuatro como coordinadora académica, 11 años como docente de la secundaria nocturna para trabajadores, y cinco en la supervisión escolar.

La Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez” es una de las más de 300 escuelas que están siendo intervenidas tras el sismo, con la finalidad de tener edificios más seguros para los estudiantes.

“Cada día nos alegramos porque ya vemos en forma cómo se está construyendo nuestro edificio; inclusive, los padres están contentos y muy tranquilos porque están viendo que la obra está avanzando”, aseveró la directora.

De igual manera, Estela Álvarez recalcó que con la construcción de la nueva edificación, los alumnos estarán más cómodos y más seguros, ya que tendrán un edificio que cumplirá con las especificaciones técnicas actuales.

A la fecha, el proceso de reconstrucción de la infraestructura educativa tiene un avance superior al 30%, según el Instituto Estatal de Infraestructura Educativa (INEIEM).

Se atiende tanto a las escuelas que sufrieron daño total, como daño parcial. 

En el caso de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, se construye un edificio de tres niveles que albergará al plantel. Contará con aulas didácticas, talleres, módulo de escaleras y módulo de sanitarios, además de todos los servicios eléctricos y de agua potable.

Mientras se realizan los trabajos, el gobierno del estado instaló 12 aulas provisionales de estructura multipanel y ocho aulas más en carpas para que los alumnos no pierdan clases.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Están en reparación, principalmente en municipios de los Altos de Morelos.

La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), María Isabel Campos Goenaga, informó que deberán tomar medidas para prevenir durante la temporada de lluvias los inmuebles religiosos que se dañaron con el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

La delegada adelantó que tienen prevista la adquisición de 200 lonas para cubrir alrededor de 100 edificios religiosos que se encuentran en reparación.

Señaló que la Fundación Carso ha proporcionado algunos materiales que ya comenzaron a repartirse en algunos municipios, principalmente en los Altos de Morelos, en donde se registra mayor cantidad de lluvias.

“Se repartirán en todo el estado, hay inmuebles que no lo requieren, pero hay otros que necesitan cuidarse”, dijo.

Respecto al presupuesto que se tiene destinado para la rehabilitación de los edificios, dijo que han utilizado los recursos otorgados por los seguros y ya entablaron diálogo con los representantes del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

“Hemos solicitado 200 lonas, pero no son para 200 inmuebles, será para algunos 100 más o menos y trataremos de evitar que se mojen y ello genere humedad”, explicó.

 

Publicado en Sociedad

El retraso se debe a que están abandonadas, comentó Protección Civil municipal.

Miacatlán.- A casi ocho meses del sismo, todavía están pendientes de demoler alrededor de 15 viviendas afectadas ante la falta de respuesta de propietarios o porque son construcciones abandonadas, señaló Kenia Margarita Pérez Sánchez, titular de Protección Civil (PC) en el municipio. 
La titular de PC resaltó que tras el sismo en el municipio se ha logrado reconstruir cerca del 75 por ciento de las viviendas dañadas, además de que ya fueron retirados o atendidos todos aquellos espacios que se encontraban con mayor riesgo de colapso. 
"Afortunadamente se han retirado todos los espacios que representan un riesgo para la población. En el caso de las iglesias, la de Santo Tomás, en la cabecera, ya se está reparando por parte del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), la de Coatetelco ya ha sido apuntalada y en breve se comenzará  a trabajar en su reparación. Ahorita ya no contamos con tantos espacios de riesgo", explicó. 
Detalló que básicamente solo quedan algunas casas pendientes por demoler, pero en estos casos son viviendas que estaban deshabitadas; “por ello no hay un responsable que nos pueda dar la autorización o que haga las reparaciones por su cuenta”, dijo.
Mencionó que de estas 15 viviendas, 10 se encuentra en la comunidad indígena de Coatetelco y el resto en la cabecera municipal, principalmente en la colonia Centro, pero aseguró que ya han sido acordonadas por la seguridad de la población.

Publicado en Zona Sur
Página 1 de 62
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.