Sociedad

Divide y vencerás...


22515 Views
Lectura 3 - 5 minutos
Divide y vencerás...
Sociedad
Lectura 3 - 5 minutos

Divide y vencerás...


22515 Views
Fotógraf@/ @og.herz
  • Like
  • Comentar

¡Llegó su chamber de abolengo! Otra vez con la espada desenvainada, banda lectora, con el gusto de siempre, eso sí. Transmitiendo en vivo, como es costumbre cada martes, jueves y sabadrinks, desde este chipocludo chante editorial, así que no se despegue, mi lector y tráigase los de Gepetto (lentes) para utilizarlos si fuera necesario, porque le traigo toda la machaca de lo que a mi mafufa consideración provoca verdaderas guerrillas y hasta rencillas en "dos tres" recintos laborales hoy en día. No le cambie de página y le digo porque no cabe duda que es muy oportuno citar aquel refrán que dice: "en el amor y en la guerra todo se vale". Hoy en día también en el ambiente laboral se suscitan diversas estrategias que tienen objetivos muy claros, por supuesto, pero que a veces, a mi consideración, pueden dañar la ya deteriorada estabilidad emocional de los involucrados. Le platico porque, mi lector, estamos ciertos que el principal objetivo de cualquier empresa es incrementar el potencial económico de la misma, obtener ganancias y con ello buscar el crecimiento. Hasta ahí estoy totalmente de acuerdo, el problema en esencia lo encuentro, brothers, en aquellas estrategias que tienen como vital objetivo dividir o "parcelear" en "equipos" determinados grupos de empleados para provocar competencia entre quienes, a consideración de los que dirigen en muchos de los casos, deberán cumplir con los mismos objetivos. Evidentemente de lo que se trata es de "rivalizar" a quienes desempeñan el mismo tipo de trabajo, y justamente ahí está el meollo del asunto.

Si bien es cierto que, como ya lo dije, el objetivo de toda empresa es generar beneficios económicos que repercutirán en pro de todos los empleados, incluso los que no laboran en la empresa, toda vez que se generarán divisas de parte de la misma, el punto neurálgico, brothers, es que por razones obvias en ocasiones este formato que divide y separa a los empleados tiene también sus consecuencias. Esta fórmula, sin temor a excretarla, puede provocar controversia y molestia entre los empleados, desencadenando inestabilidad laboral, que en el momento que se salga de control repercutirá en lo económico, es por ello que este tipo de políticas laborales que avala el famoso dicho popular "divide y vencerás" deberá ser concienzudamente analizado, pero sobre todo, deberá ser asimilado con antelación por los practicantes a través de cursos permanentes de desarrollo humano y superación personal que permitan que el empleado entienda  de lo que se trata el maquiavélico juego antes de que el recinto laboral o político se vuelva un verdadero y auténtico campo de batalla, y evidentemente, merme en lo económico.

Es fundamental un "coco wash" de vez en cuando, señores empresarios, para que la fiesta se lleve en paz y no acabe en ¡pun, cuaz, mole!

Este tipo de estrategias laborales, por citarle un ejemplo a mi distinguido lector, lo encuentro en diversas agencias distribuidoras de "patas de hule" (vehículos automotores). Cada agencia automotriz es "capitaneada" por un gerente general que buscará obtener el mayor número de ganancias a través del cúmulo de coches vendidos; dichas estrategias supongo que de alguna forma también aseguran al director o jefe el control total y absoluto de los empleados de la empresa, precisamente porque al encontrarse divididos y compitiendo entre sí, buscarán, a toda costa, cuidar su chamba como gatos boca arriba, señalando al que se salga del redil.

Decía Maquiavelo, aquel siniestro personaje de la historia, "divide y vencerás". Es obvio que a través de este esquema se provoca la competencia entre los participantes. El gerente de la agencia de "patas de hule" del sur por ningún motivo permitirá que avance el gerente de la agencia de "patas de hule" del norte. Ya sabe usted que en este tipo de guerrillas, su majestad, se vale de todo, hasta de andar de "chupa zapatos" para ganar puntos; luego entonces, cada quien defenderá como perro su plaza y de esta forma ningún "huesito" podrá ser atrapado por nadie más, porque cuando esto sucediere brincaría cualquiera de los sabuesos del equipo, "empinando" al que osare comérselo, en otras palabras,  este formato busca que al unísono se cuiden las "manitas" entre ellos mismos, así también hay que decirlo: que de "pasadita" el empleado se ponga hasta las "manitas" dizque para "liberarse" de la ansiedad que provocan este tipo de enfrentamientos que separan sutilmente, los grupos se contrapuntean y de esta forma se genera la "competencia" entre los distintos equipos hasta que se desgarren.

Por otro lado, es obvio que se obtienen ganancias derivadas de lo que el empresario considera el control pleno de sus empleados. Ahí queda de tarea, para que la desglosen cuates lectores. Se despide de ustedes su reporñerazo favorito.          

Visto 22515 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Mario Villa

15 Posts 178,160 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Compartiendo estructuras
Sig. Son 214 mil las personas que tienen entre 50 y 59 años en Morelos
  • La Unión de Morelos

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...