Sociedad

El escritor y sus talleres


7180 Views
Lectura 2 - 4 minutos
El escritor y sus talleres
Sociedad
Lectura 2 - 4 minutos

El escritor y sus talleres


7180 Views
  • Like
  • Comentar

Dar talleres es un acto creativo, pedagógico y artístico al mismo tiempo. Los talleres van en dos direcciones: se dan y se reciben. Yo los he tomado (cursos, capacitaciones, actualizaciones, orientaciones, asesorías) y los he dado. Tengo un particular gusto por dar talleres usando para ello mi personal enfoque del arte: la libertad. No enseño libertinaje ni propongo que los participantes hagan lo que sea, nada más lejano de la realidad.

Dar talleres (clases, conferencias) me fue natural, nunca dudé si iba a hacerlo o no. Quizás por mi sobrada autoestima (desfachatez en muchos casos), desde joven me sentí preparado para hacerlo. Comencé a compartir conocimiento a los veintitrés años, hace ya casi dos décadas, y nunca lo he dejado. Tomo talleres igual que leo libros: con entusiasmo, alegría, sentido crítico y bagaje previo. Los hago para adquirir herramientas. De eso se trata la vida, de compartir y recibir.

Doy talleres y clases, de lo más diversos, aunque todos relativos al lenguaje. Es algo que ha traído a mi vida retos, aunque también satisfacciones. Puedo alardear de que yo diseño mis propios talleres (la mayoría de las veces), pero debo reconocer que muchos autores me han inspirado en el proceso.

Para trabajar tengo una metodología construida con los años y creo que va llegando el tiempo de que se vuelva más definitiva (momento de publicar el libro del método). La metodología está basada, irremediablemente, en las obsesiones de las personas (así yo escribo mi obra), pero también en conceptos que tomé prestados de la Gestalt, la antroposofía, la pedagogía Montessori y otras líneas enriquecedoras del pensamiento.

Mi enfoque, por su parte, tiene que ver con que cada autor encuentre su voz y logre trabajar de forma autónoma lo antes posible, por eso, por ejemplo, me gustan los talleres breves y no aquellos larguísimos, en los que casi siempre quien da el taller proyecta sus egos y en donde los asistentes poco escriben después de alabarlo. En Cuernavaca ha habido muchos así, como en tantas ciudades. No me gusta engañar a la gente y no necesito hacer mi propio Club de Toby, mi propósito es compartir la pasión del arte de escribir. Algunos escritores les cobran mensualidades por su amistad a personas que no estiman y a quienes más bien poco tienen que enseñarles, aunque solo lo supongo.

Maestros de quienes mucho aprendí y admiro son Ricardo Yáñez, Jesús Parets, Juan Pascual Gay, Luz María Chapela (qepd) y Tomás Granados Salinas, por mencionar a algunos.

Además de enfoque y metodología es necesaria una didáctica, es decir, la forma de hacer comprensible y práctica la enseñanza-aprendizaje. En mi caso, algunos de los conceptos que uso para mis sesiones y el material didáctico que ofrezco (50% de mi autoría) son: orden y estructura, planeación, ser esquemático, flexibilidad y trabajar por resultados (lo que yo llamo “productividad”). Esto me ha permitido ayudar a que muchas personas —ya varios cientos— hayan escrito algo que tenían en mente.

Recomendaciones que suelo dar para escribir:

  1. concéntrate en escribir: primero se planea, luego se escribe y al final se corrige, el orden de los factores sí altera el producto
  2. escribe cuanto puedas, tomando en cuenta que tú eres tu propia medida, “mucho” o “poco” es diferente para cada autor
  3. trata de conservar la primera intención que tenías al comenzar a escribir
  4. para escribir, lo más importante es escribir, por redundante que parezca
  5. todas las poses de los artistas son válidas, porque todas son irrelevantes
  6. a un escritor se le recordará por la obra que escribió y publicó, no por las personas con las que convivía, sus vicios ni los empleos que tuvo

Para que mis talleres funcionen, comparto las herramientas que tengo en mi propia labor cotidiana (escritor, editor, tallerista), para que con ellas los participantes tengan mayor confianza al escribir. Asombra ver cómo el uso avanzado de un teclado o la clasificación de libros en el mercado editorial benefician al oficio literario.

Los cuatro talleres que daré a partir de febrero son: de novela, de minificción, de testimonio de la paternidad y de autoestima para escritores. Informes: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

#danielzetina #unescritorenproblemas #literaturamexicana #talleresliterarios

Visto 7180 veces
Inicia sesión y comenta

Daniel Zetina

64 Posts 392,752 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. En enero cayó la venta de globos
Sig. Tamalitos de arroz

Hay 5731 invitados y ningún miembro en línea

Publish modules to the "offcanvas" position.