Pendientes de la Democracia
Lectura 9 - 18 minutos

Gobierno honrado y justo por decreto

“No se puede decretar que el Gobierno sea honrado y justo: tal cosa saldría sobrando cuando todo el conjunto de leyes, al definir las atribuciones del gobierno, le señalan con bastante claridad el camino de la honradez; pero para conseguir que el gobierno no se aparte de ese camino, como muchos lo han hecho, sólo hay un medio: la vigilancia del pueblo sobre sus mandatarios, denunciando sus malos actos y exigiéndoles la más estrecha responsabilidad por cualquier falta en el cumplimiento de sus deberes.


5029 Views
  • Like
  • Comentar

Los ciudadanos deben comprender que las simples declaraciones de principios, por muy altos que éstos sean, no bastan para formar buenos gobiernos y evitar tiranías; lo principal es la acción del pueblo, el ejercicio del civismo, la intervención de todos en la cosa pública.

Antes que declarar en este programa que el gobierno será honrado, que se inspirará en el bien público, que impartirá completa justicia, etcétera, etcétera, es preferible imponer a los liberales la obligación de velar por el cumplimiento del programa, para que así recuerden continuamente que no deben fiar demasiado en ningún gobierno, por ejemplar que parezca, sino que deben vigilarlo para que llene sus deberes.

Ésta es la única manera de evitar tiranías en lo futuro y de asegurarse el pueblo el goce y aumento de los beneficios que conquiste”.

El primero de julio de 1906, se difundió el programa del Partido Liberal Mexicano y manifiesto a la nación, lo realizaron los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón, Juan y Manuel Sarabia, Antonio I. Villarreal y Librado Rivera.

El compromiso era decidir: “entre lo que os ofrece el despotismo y lo que os brinda el programa del partido liberal, ¡escoged! Si queréis el grillete, la miseria, la humillación ante el extranjero, la vida gris del paria envilecido, sostened la dictadura, que todo eso os proporciona. Si preferís la libertad, el mejoramiento económico, la dignificación de la ciudadanía mexicana, la vida altiva del hombre dueño de sí mismo; venid al partido liberal que fraterniza con los dignos y los viriles, y unid vuestro esfuerzo a los de todos los que combatimos la injusticia para apresurar la llegada de ese día radiante en que caiga para siempre la tiranía y surja la esperada democracia con todos los esplendores de un astro que jamás dejará de brillar en el horizonte sereno de la patria”.

Este sábado 1 de febrero inicia el periodo ordinario de sesiones en el Congreso del estado, será el primer encuentro público que sostengan todas las fuerzas políticas representadas en el Poder Legislativo, con los integrantes de los poderes Ejecutivo y Judicial, en 2014.

Las reformas realizadas a partir de que se conocieron los resultados de la elección intermedia local de marzo de 1997, elevaron las atribuciones de la Cámara de Diputados, disminuyeron las facultades del gobernador y sometieron a ambos poderes la incumplida hasta hoy autonomía del Poder Judicial, existe el riesgo de que este periodo vuelva a caracterizarse como los de los últimos 15 años, por su barbarie, belicosidad y las confrontaciones menospreciando las legítimas necesidades de los electores, a los cuales fueron a “ofrecerles maravillas” cuando realizaron campaña 18 de los 30 legisladores. El 36 por ciento de los “representantes populares” tienen compromisos directos con quienes los integraron a las listas nominales y hoy buscan “trascender” a las alcaldías, los escaños federales o retornar a la burocracia de los partidos que los postularon.

La eventual lectura de algunos documentos que los investigadores consideran “históricos”, puede ser una sugerencia aventurada para un cuerpo legislativo dispuesto a organizar celebraciones de “crónica” al interior de sus oficinas. Sin embargo, ahí las capacidades intelectuales no están homologadas y quizá a alguno pudiera interesarle, conocer los pasajes de esta propuesta previa al levantamiento armado en todo el país en 1910, que generó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, documento que junto con la Constitución del Estado Libre y Soberano de Morelos, juraron cumplir y hacer cumplir, aceptando que la nación tiene el derecho de reclamarles sus omisiones.

Entre los compromisos que debe cumplir la autoridad, el Partido Liberal Mexicano estableció hace un siglo: “en los puntos del programa no consta sino aquello que para ponerse en práctica amerita reformas en nuestra legislación o medidas efectivas del gobierno”.

Lo que no es más que un principio, lo que no puede decretarse, sino debe estar siempre en la conciencia de los hombres liberales, no figura en el programa porque no hay objeto para ello. Por ejemplo, siendo rudimentarios principios de liberalismo que el gobierno debe sujetarse al cumplimiento de la ley e inspirar todos sus actos en el bien del pueblo, se sobreentiende que todo funcionario liberal ajustará su conducta a este principio. Si el funcionario no es hombre de conciencia, ni siente respeto por la ley, la violará aunque en el programa del Partido Liberal se ponga una cláusula que prevenga desempeñar con honradez los puestos públicos”.

En el Congreso del estado de Morelos concurre un amplio mosaico de expresiones ideológicas, la mayoría basaron sus plataformas en alguna de las propuestas del Partido Liberal Mexicano, que pretendió reorganizarse en 1906, quedan por sus ideologías y orígenes deslindados de esta corriente el Partido Acción Nacional, su desempeño como gobierno en los dos sexenios anteriores así lo advierten; el Partido Social Demócrata, que “sustenta” su ideología en lo más “pintoresco” de la idiosincrasia morelense, “las ocurrencias”. En el 2009 participó y conservó el registro al proponer el transporte gratuito en toda la entidad, aseguró que el proyecto era sustentable con la comercialización publicitaria de los interiores y exteriores de todas las unidades, en el 2012 trascendió su propuesta de clase mundial de “internacionalizar” el Chinelo, con esas ocurrencias y el compromiso de eliminar a los partidos políticos por corruptos, se mantuvo como partido, conservó el registro y hoy está integrado al paquete de prerrogativas estatales.

Todos los mexicanos que se forman en las escuelas públicas, conocieron en las lecciones de historia de la revolución mexicana parte de la biografía de los hermanos Flores Magón y la creación en aquella época  del Partido Liberal, en las clases que les fueron impartidas por maestros agremiados de forma obligatoria a un sindicato que cumple 70 años de fundado y que nunca ha logrado elegir a sus dirigentes de forma autónoma, a todos los ha designado directamente el presidente de la república, que decide sustituirlo. A principios del 2013, por primera vez, su dirigente Elba Esther Gordillo Morales, nombrada en 1989 por Carlos Salinas, fue destituida y encarcelada por la posible participación en la comisión de delitos federales, es también la creadora del Partido Nueva Alianza que tampoco tiene vínculo con el partido de 1906.

En su plataforma y documentos básicos los partidos PRI, PRD, PT, MC y PVEM, incluyen algunas de los propuestas de aquella organización, por ejemplo ninguna de estas organizaciones rechazará públicamente esta reflexión externada por Benito Juárez: “el hombre que carece de lo preciso para alimentar a su familia, ve la instrucción de sus hijos como un bien remoto, o como un obstáculo para conseguir el sustento”.

En vez de destinarlos a la escuela, se sirve de ellos para el cuidado de la casa o para alquilar su débil trabajo personal, conque poder aliviar un tanto el peso de la miseria que lo agobia. Si ese hombre tuviera algunas comodidades; si su trabajo diario le produjera alguna utilidad, él cuidaría de que sus hijos se educasen y recibiesen una instrucción sólida en cualquiera de los ramos del saber humano. El deseo de saber y de ilustrarse es innato en el corazón del hombre”.

La perspectiva que desarrollan las organizaciones que se involucran en la vida pública con la intención de preservar hasta donde les sea posible, “las cosas en el orden que guardan”, se les reconoce su distancia en relación a estos temas como puede ser la educación pública, laica y gratuita para todos, el respeto a las libertades individuales y la consolidación de la participación ciudadana en la toma de decisiones que modifican de fondo el orden establecido.

El papel que desarrollan la oposición de propuestas y proyectos es indispensable para lograr equilibrios que provoquen la movilización permanente, por ello debe respetarse la sobrevivencia de todas las tendencias y formas del pensamiento, lo importante es incorporar la certeza de que quienes toman las decisiones a través del sufragio efectivo lo hagan en un clima de libertad y sin las presiones a las que han sometido a los procesos electorales todos los partidos políticos en cada contienda desde 1997.

Desde la promesa del arribo al paraíso de la vida eterna, la dádiva a cambio del voto, la promesa de aniquilar al  adversario, hasta el compromiso de satisfacer “mágicamente” todas las necesidades dejando de lado la discusión de los grandes temas y la forma de enfrentarlos forman parte de los “soportes” de la democracia sin consecuencias” que ha provocado la construcción de una estructura ciudadana que se ha convertido en el sector mayoritario de la vida pública, “los indignados”, la generación de menos de 30 años que no conoció el sistema político hegemónico y que no reconoce los beneficios de la alternancia y el cambio de gobierno, serán ellos los que votarán las reelecciones y a favor de las candidaturas ciudadanas que se aprobaron dentro de las modificaciones a la estructura política en el Pacto por México que concluyó en diciembre pasado.

 

INFORMAR

 

“Basta de reuniones inútiles y atoles con el dedo. Si la Constitución obliga a presentar un informe sobre ‘el estado general que guarda la administración pública’, habrá que pedir disculpas no sólo por declarar una guerra sin saber las características del enemigo, sino por fallar en todas las ramas de la mentada administración”, señaló Jacobo Zabludovsky el 29 de agosto de 2011 en su colaboración en El Universal, “el despilfarro del dinero público alcanza niveles sin precedentes. El gasto en publicidad oficial satura todos los medios, especialmente los más influyentes y poderosos, y supera el de cualquier producto de la iniciativa privada, como refresco o dentífrico, cuya venta depende de los anuncios”.

Los 30 legisladores locales, los nueve diputados federales, los tres senadores y los 33 presidentes municipales, realizaron desde el 1 de septiembre y hasta que concluyó la primera quincena de enero de 2014, 75 informes en los que “rinden sentido homenaje” al reclamo que el reportero le hizo a Felipe Calderón, horas antes de que se entregara al Congreso de la Unión el documento en el que informó la “desastrosa” situación que guardó hasta ese momento la administración pública.

La auditoría superior de fiscalización del Congreso del estado de Morelos, puede conocer la “inversión” que para la difusión de sus “realizaciones” destinaron los servidores públicos locales y municipales, con la confirmación de que al cumplirse otro año, retornarán para exponer ante los electores los resultados de otro ciclo de “avances y progreso”.

Los 33 municipios de la entidad no lograron concluir en el mes de enero el compromiso de pagar en su totalidad las nóminas y aguinaldos de los empleados, al interior de todos los cabildos existen inconformidades por abusos y excesos que siguen cometiendo los ediles, regidores, síndicos y tesoreros con los recursos públicos.

El salario de los trabajadores es un recurso “etiquetado” que los tesoreros en complicidad con los ediles desvían para atender los compromisos “de obra pública”, que luego queda registrada como inconclusa o no realizada en los informes financieros del organismo fiscalizador.

La cascada de vituperios de los últimos dos meses, protagonizados por aquellos que pretendieron justificar 12 meses de torpezas y excesos, son la consecuencia del desordenado empoderamiento del Poder Legislativo y la disminución del Ejecutivo y del Judicial, en 1998, el entonces presidente municipal panista Sergio Estrada Cajigal realizó un “faraónico” cabildo en el Auditorio Teopanzolco, para rendir el primer informe del primer gobierno de “oposición” en momentos en los que el gobernador Jorge Carrillo Olea se vio incluso impedido para cumplir con el protocolo del informe “faraónico” estatal, ya que había desaparecido la composición mayoritaria y unipartidista en la integración de la legislatura 1997-2000, que fue la misma que tardó una semana en dar trámite a la solicitud de licencia al cargo que el entonces mandatario estatal presentó en mayo de 1998.

El diputado priista Jorge Morales Barud fue el último presidente de la gran comisión que observó la presentación de los informes gubernamentales de 1994 a 1997, bajo el antiguo protocolo que consideraba aquella fecha como “el día del gobernador”, acudían gobernadores de entidades vecinas, representantes federales del partido y de diversos estados, un representante presidencial y un “selecto grupo de invitados especiales” que acudían al “tradicional besamanos” que se realizaba para reconocer los logros y avances que ante el Congreso acababa de informar el mandatario en turno.

Los niveles de enfrentamiento entre poderes, llegaron a su “máxima expresión” con Marco Antonio Adame Castillo, cuando incluso el “cuarto poder” quedo sometido, aquel mandatario “prohibió” a través de su oficina de comunicación política y su cuerpo de seguridad, que los reporteros se acercaran a realizar alguna entrevista en los momentos en los que sus jefes policiacos fueron “capturados” por autoridades federales, señalados por estar involucrados en delitos del fuero federal.

En los últimos 15 años los 33 ediles y los legisladores federales o estatales rinden informes en ceremonias excesivas en los balnearios, en los teatros, en el zócalo o en su pueblo, logran incluso créditos para publicitarse en espectaculares y traseros de camiones.

Este sábado inicia el periodo ordinario de sesiones en el Congreso, en la agenda destacan la revisión del informe que de “forma austera” entrega el gobierno del estado, así como las cuentas públicas de los últimos años de los municipios, incluidos Amacuzac, donde fue alcalde el legislador del Partido del Trabajo, Alfonso Miranda Gallegos; y Cuernavaca, donde fue alcalde Manuel Martínez Garrigós, ambos por diversas causas hoy involucrados en temas judiciales y administrativos.

 

LA AGENDA

 

Durante la última semana el tema central de los presidentes de los partidos políticos, los coordinadores parlamentarios y el gabinete político del Poder Ejecutivo, fue el protocolo a seguir durante la ceremonia de inicio del periodo de sesiones, quedó en claro que los legisladores de todas las fuerzas políticas, exigieron que se cumpliera con el orden preestablecido que señala que ya no hay lectura de informe por parte del mandatario estatal.

“Por cortesía” hasta el miércoles aceptaron permitir que el mandatario estatal dé un mensaje político desde la tribuna por un tiempo máximo de 15 minutos, luego de que los representantes de cada una de las fuerzas políticas ahí representadas da a conocer el mensaje de su organización.

El Poder Legislativo se construyó como representante del pueblo ante el Poder Ejecutivo, su función es consultar y representar a la sociedad en relación a la vigencia de todas las leyes, la aprobación del Presupuesto de Egresos y la revisión del gasto público.

El compromiso que realizan durante las campañas es ser los representantes de cada uno de los 18 distritos que marca la geografía política de la entidad, aseguran que mantendrá un contacto permanente a través incluso de una oficina que, aseguran, permanecerá abierta a todo el público, la única que dicen está abierta hasta para realizar fiestas es la del legislador Alfonso Miranda Gallegos.

Los 18 legisladores de distrito regresaron a sus localidad a “informar, los logros de su gestión”, a su responsabilidad han incluido la “gestión social”, que es la atención a demandas individuales y colectivas de sus electores, lo que desde la perspectiva de algunos es el “pretexto perfecto” para inducir el voto en el siguiente proceso electoral, por ello acuden con ediles y gobernadores a la inauguración de obras públicas (alumbrados, redes de agua potable, electrificaciones, pavimentaciones, etcétera), que afirman se completaron con los recursos que en la entidad o la Federación gestionó el legislador en turno.

En los informes de los diputados y de los alcaldes aparecen las mismas obras y cada uno le asegura a los mismos “acarreados” que ellos gestionaron el “recurso correspondiente”.

Bajo este criterio, la construcción de una agenda legislativa que tenga la posibilidad de revisar, difundir y comentar antes de aprobar las leyes que requieren del beneplácito de los estados para su promulgación y que corresponden a las modificaciones realizadas desde el Congreso de la Unión dentro de lo que fue el Pacto por México, no es un tema no prioritario para los representantes populares que dedican una semana a debatir si aprueban a no la intervención con un mensaje político del mandatario estatal.

Los integrantes del Poder Legislativo y del Ejecutivo, deben reconocer que para la mayoría de los habitantes del estado de Morelos, esa ceremonia pasará desapercibida, por el clima de belicosidad verbal previo y porque se realiza al inicio de primer “fin de semana largo” del 2014. Los estudiantes que reciben la Beca Salario y los trabajadores gubernamentales, del gobierno federal, del estatal y de los 33 municipios, disfrutarán de un descanso que inicia al cierre de las actividades del viernes 31 de enero y retornan hasta el lunes 3 de febrero, 48 después de que inicien ellos sus actividades formales para el 2014.

Los compromisos que desde la tribuna realicen los legisladores y el mensaje político que ahí pronuncie el representante del Ejecutivo estatal, será del conocimiento de la mayoría del millón 800 mil habitantes del Estado de Morelos, 48 horas después, si h esto se le agrega que un amplio sector de la sociedad, perdió ya el interés por los asuntos públicos, la ausencia del concurso ciudadano es la razón primaria por la que el cinismo y la corrupción se convirtieron en una “herramienta institucionalizada” del quehacer político nacional.

En el olvido quedó el planteamiento que en 1906 presentaron los integrantes del Partido Liberal Mexicano: “todo partido político que lucha por alcanzar influencia efectiva en la dirección de los negocios públicos de su país está obligado a declarar ante el pueblo, en forma clara y precisa, cuáles son los ideales por los que lucha y cuál el programa que se propone llevar a la práctica, en caso de ser favorecido por la victoria. Este deber puede considerarse hasta como conveniencia para los partidos honrados, pues siendo sus propósitos justos y benéficos, se atraerán indudablemente las simpatías de muchos ciudadanos que para sostenerlos se adherirán al partido que en tales propósitos se inspira”.

La falta de escrúpulos de la actual dictadura para apropiarse y distribuir entre sus favoritos ajenas heredades, la desatentada rapacidad de los actuales funcionarios para adueñarse de lo que a otros pertenece, ha tenido por consecuencia que unos cuantos afortunados sean los acaparadores de la tierra, mientras infinidad de honrados ciudadanos lamentan en la miseria la pérdida de sus propiedades.

La riqueza pública nada se ha beneficiado y sí ha perdido mucho con estos odiosos monopolios.

El Congreso local debe revisar y adecuar a las necesidades de la entidad, las leyes que en lo federal fueron modificadas, el nivel educativo de Morelos es de los más bajos del país, los servicios públicos básicos en lo municipal y lo estatal enfrentan quebrantos financieros que “frustran” su actualización o modernización, se prestan en niveles mínimos de eficiencia.

Los municipios requieren del respaldo para la autorización de proyectos y la obtención de financiamientos de sus cabildos que es la representación primaria de la voluntad popular y del Congreso estatal.

Javier González Rodríguez y Fernando González Rodríguez, representantes del PRD ante el IFE, obtuvieron ingresos por cerca de nueve millones de pesos durante los últimos siete años, Alberto Efraín García Corona seis millones en cinco años y Edgar Terán del PRI siete millones 300 mil pesos.

En los últimos nueve años, los partidos políticos fueron sancionados por violar las leyes electorales por más de un mil 500 millones de pesos, esos recursos se entregaron a la investigación y el desarrollo científico. Sin embargo, los delitos electorales se cometieron, los representantes populares surgidos de esos procesos sancionados, discutirán y aprobarán la Ley de Partidos, la Ley de Procesos Electorales y la Ley de Delitos Electorales, con ellas pretenderán decretar la reelección de “gobiernos honrados y justos”. 

Visto 5029 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Víctor Hugo Bolaños

44 Posts 313,529 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Del toque de queda al Mando Único
Sig. El fracaso de un sistema: de los braceros a la pena de muerte
  • La Unión de Morelos

Publish modules to the "offcanvas" position.

0
Shares

¿Te gusta lo que ves?

Pulsa los botones de abajo para seguirnos, no te arrepentirás ...