Las lagunas se secaron misteriosamente, el gobierno promete investigar, pero sólo después de ayudar a los pobladores que perdieron patrimonio.

La semana pasada, la tarde del viernes 16 de febrero, sufrimos un nuevo sismo de gran magnitud, que alcanzó los 7.2 grados. La zona más afectada fue cerca del epicentro, en Pinotepa Nacional, cerca de las costas de Oaxaca. El estado del sur de México es uno de los que más sismisidad registra, acumulando el 25 % de todos los sismos del país.

Pero, el sismo no sólo provoco perdidas de patrimonio, sino también que se secaran las famosas lagunas termales de Atotonilco. Las lagunas azufradas se encuentran a 60 kilómetros de Pinotepa Nacional, y son famosas por sus supuestas “propiedades curativas”, que llevan a muchos curiosos a visitarlas cada año.

Lamentablemente, como reportaron los habitantes de Jamiltepec, las lagunas termales de Atotonilco quedaron secas después del sismo de la semana pasada.

De acuerdo con Excélsior, los pobladores sostienen que, luego del temblor, “la tierra se agrietó y se tragó el agua”. Las lagunas más chicas se vaciaron completamente, mientras que las más grandes perdieron casi toda su agua, y la poca que queda ya no es cristalina, sino que parece sucia.

Los lugareños están preocupados, porque la mayoría de sus ingresos se derivan del turismo y las peregrinaciones religiosas a la supuesta agua milagrosa.

“Ya no viene tanta gente por miedo y otra porque se secó el agua. Son aguas termales, aguas curativas, que pertenecían a todo Jamiltepec y a la costa chica”, indicó Reyna Bustos Martínez, comerciante de Atotonilco.

Con el paso de los días, poco a poco las lagunas comienzan a llenarse, pero el agua sigue saliendo sucia. A pesar de que algunos creen que eso podría tener consecuencias económicas para la zona, otros promocionan el regreso del agua como “un milagro”.

“El agua se fue, pero ya regreso ahora que cayó la octava de la Virgen del Rosario. La Virgen trajo el agua cuando se apareció a Atonilco, y la volvió a traer ahora que pasó el temblor”, dijo Inocente Teofila Silva, pobladora del lugar.

Las autoridades locales informaron que realizarán una investigación científica, a cargo de un equipo de geológos, para determinar la razón detrás de la sequedad de las lagunas, pero sostienen que eso ocurrirá hasta después de atender a los lugareños que perdieron patrimonio por el fenómeno natural.

Publicado en Nacional

Fueron aportados por funcionarios y personal de al menos dos tribunales de otras entidades del país.

Empleados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) exigieron esclarecer el destino de los donativos que fueron aportados por altos funcionarios judiciales y personal de al menos dos tribunales de otras entidades del país para apoyar a los trabajadores que resultaron damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Un grupo de trabajadores del TSJ –quienes pidieron reservar su identidad ante posibles sanciones o la pérdida de su empleo por hacer pública la denuncia– detalló que para ayudar en la emergencia, secretarios de acuerdos, jueces y magistrados del TSJ y de dos tribunales de otros estados aportaron donativos económicos, los cuales serían distribuidos equitativamente entre los empleados judiciales que resultaron damnificados.

Para ello, la presidencia del TSJ ordenó un censo con el fin de cuantificar el número de empleados que sufrieron afectaciones a su patrimonio por el movimiento telúrico, que provocó daños en la mayor parte del territorio morelense.

Sin embargo, a cinco meses de la tragedia, los damnificados se quejaron, pues no sólo no llegó la ayuda emergente que pretendieron ofrecer los magistrados, jueces y secretarios de acuerdos, sino que hasta ahora ni los beneficiarios han recibido el apoyo económico ni se sabe el destino de los donativos.

“En octubre pasado, la presidenta del Tribunal, Carmen Cuevas López, solicitó un censo para distribuir entre los trabajadores dichos recursos. Pero pareciera que la actividad legislativa en el estado la ha distraído de un tema prioritario y humanitario como lo es la ayuda a los damnificados.

“Se tiene un estimado de que la cantidad recaudada supera el medio millón de pesos, mismos que han estado retenidos por más de cinco meses, cuando muchos de los trabajadores lo necesitan con urgencia”, dijo una de las personas que resultó damnificada.

Por tal razón, exigieron a Cuevas López una explicación del destino de los recursos recaudados y por qué permanecen retenidos aún, cinco meses después del sismo, pese a que la emergencia prevalece y los trabajadores afectados todavía enfrentan dificultades.

Publicado en Política

El sismo de magnitud 7.2 del pasado 16 de febrero reavivó el temor de otra desgracia como la del 19 de septiembre del año pasado, por eso es importante aprender a lidiar con el miedo a otro temblor.

El 19 de septiembre del año pasado, la tierra nos recordó la alta sismicidad del suelo mexicano. Un temblor de magnitud 7.2 —con epicentro en Morelos— causó la muerte de más de 300 personas y el derrumbe de decenas de edificios en Ciudad de México. El sismo del pasado 16 de febrero —el de mayor intensidad registrado recientemente— no causó daños mayores, pero sí reavivó el temor a otra desgracia.

En el sismo de septiembre cientos de personas perdieron sus hogares y muchas de ellas también a sus seres queridos. Todos perdimos un poquito la tranquilidad. El miedo es el que queda después de un temblor, pero también la necesidad de hablar de la importancia de la salud mental.

 Especialistas dijeron que para superar el temor a los sismos y la tragedia que pueden traer consigo es necesario iniciar o continuar procesos terapéuticos que permitan sanar heridas psicológicas y emocionales para evitar el desarrollo de estrés postraumático y otros padecimientos mentales.

Miembros del grupo Doctor Payaso abrazan a una mujer que perdió su hogar en el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Entender el miedo e identificar cuando ya no es "normal"

Ante una catástrofe como un sismo que causa grades daños, la primera respuesta es adaptativa: el miedo. "El miedo se procesa en regiones muy por debajo de la corteza (cerebral), por eso es una herencia evolutiva. Al procesarse en esa zona asumimos que es una respuesta adaptativa, un aprendizaje inmediato ante el riesgo", explicó la neuropsicóloga clínica Tania Gómez.

Ese miedo se puede vivir como pesadillas, temor a que otro sismo ocurra, no querer estar solos, hipersensibilidad a sonidos que antes eran indetectables, imaginar escenarios catastróficos, etcétera.

Sin embargo, el deterioro emocional ocurre cuando no se sabe qué hacer con ese miedo,lo que puede causar malestares fisiológicas, como ataques de pánico, alteración de la respiración y problemas gastrointestinales, agregó la especialista.

Las consecuencias físicas se dan porque "el cuerpo está produciendo todo el tiempo hormonas de la respuesta del miedo: adrenalina y cortisol, principalmente, porque ese cuerpo tiene la orden de que hay un peligro constante".Tania Gómez
Así que en este momento de crisis, la prioridad es identificar qué tipo de pérdida se está enfrentando (la de un ser querido, el hogar, heridas físicas) y prestar atención a las respuestas fisiológicas, para "echar a andar esquemas funcionales para resolver la situación".

Gómez agregó que para regular las respuestas fisiológicas es necesario enseñar técnicas de respiración (como respiraciones profundas) que permitan regular la frecuencia cardiaca, así como relajamiento muscular.

Durante las primeras semanas después del desastre natural, el miedo es normal. Sin embargo, si después de un mes los síntomas permanecen o se agravan (con actitudes como aislamiento, irritabilidad o temor insoportable), será necesario consultar a un psicólogo o, en caso de necesitar medicina, a un psiquiatra.

El estrés postraumático, por ejemplo, tiende a aparecer hasta un mes después del hecho traumático.

Los riesgos de no tratarlo son desarrollar adicción a sustancias sedantes, como drogas o alcohol, problemas de memoria (pues el cerebro trata de olvidar el hecho traumático con el cortisol, que mata neuronas), problemas en las relaciones interpersonales, pérdida de continuidad en cosas que antes se hacían con gusto, entre otras, explicó el psiquiatra Rafael Salin.

Una imagen de las labores de rescate en el edificio de Álvaro Obregón, tras el sismo del 19 de septiembre del año pasado.
 

La importancia del proceso terapéutico para sanar

Ambos especialistas coincidieron en que es un momento clave para informar a las personas de la relevancia de cuidar de la salud mental.

Por eso, el doctor Salin ha creado el grupo Psicotopos, integrado por al menos 50 psiquiatras. Su principal labor es la "psicoeducación, que la gente detecte 'llevo tres días sin dormir, tengo muchas pesadillas, ya no quiero hablar, las cosas que me gustaban antes ya no las puedo hacer fácilmente'. Esos son focos rojos para que la gente diga 'necesito ayuda'".

Las brigadas de los Psicotopos serán los fines de semana en Ciudad de México y estados afectados por el sismo.

Pero hay que tener claro que la ayuda que en este momento están ofreciendo los psicólogos y psiquiatras, que son brigadistas en albergues, es sólo para contener la crisis, pues después será necesario un proceso terapéutico formal que requiere más tiempo, dijo la psicóloga Gómez.

"Las personas que perdieron a alguien, su casa o ambos, están en shock, todavía no asimilan la pérdida. En unas semanas vendrá el proceso normal de duelo, ciclos en los que se vuelve a repetir el estado de shock y depresión en algunos casos, hasta que al final llega una negociación con la vida".
La psicóloga clínica detalló que lo que en este momento están haciendo los psicólogos y psiquiatras brigadistas "es dar el primer empujón, que la gente hable, se desahogue, dejar fluir la catarsis, la empatía, decir 'entiendo lo que estás sintiendo, y no es para menos'. Dar validez a su sentir".

Gómez coincide con Salin en que la psicoeducación permitirá justificar a las personas por qué es importante un proceso terapéutico, incluso "explicar qué es lo que hace cada especialista, qué hacen los diferentes psicólogos y en qué momento hay que ir con un psiquiatra o ir al neurólogo", porque los efectos de un trauma colectivo tiene efectos a largo plazo.

Las fases del trauma colectivo

De acuerdo con investigaciones, después de una catástrofe se han detectado al menos dos fases: la primera es la de emergencia,

Pero después regresa la de la normalidad, cuando el miedo pasa y las cosas vuelven a la normalidad para quienes no perdieron familia o su patrimonio.

Si sientes que necesitas ayuda, estas son unas opciones. La UNAM tiene disponibles cuatro líneas telefónicas para atender crisis psicológicas y psiquiátricas en un horario de 10 a 18 horas: 41 61 60 41, 56 22 22 88, 56 23 22 91, 56 23 21 27.


 

 

 

Publicado en Vida y Estilo

Sigue temblando en Oaxaca

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) informó que hasta las 6:00 horas de este martes se habían registrado dos mil 942 réplicas del temblor de magnitud 7.2 ocurrido el viernes pasado en Pinotepa Nacional, Oaxaca.

“Hasta las 06:00 hrs. del día 20/02 se han registrado 2942 réplicas del sismo de M7.2 de Pinotepa Nacional, Oax. la mayor de M6.0 a las 00:56 hrs. del 19/022, publicó en su cuenta de Twitter @SSNMexico.

Publicado en Nacional

Continuará el monitoreo sobre la calidad del vital líquido en varios municipios: Ceagua; manantiales no fueron afectados.

Cuernavaca, Morelos.- Luego del sismo del pasado viernes, la Comisión Estatal del Agua (Ceagua) recibió el reporte de posible contaminación de cinco pozos en diferentes municipios, por lo que continuará con el monitoreo sobre la calidad del vital líquido en varios municipios.

El director de dicho organismo, Juan Carlos Valencia Vargas, dio a conocer que los pozos presentaron “turbiedad en el agua que aportan”, según los reportes preliminares.

Dijo que se hizo un llamado a los sistemas operadores del agua a que estén atentos sobre el agua que suministran porque, debido al movimiento telúrico, podría haber cambios geológicos en las fuentes, además de daños en tuberías o conexiones.

Valencia Vargas destacó que es necesario dejar “reposar” los pozos –de cuatro a cinco días– y desfogarlos antes de suministrar el agua a la población. Pero advirtió que si se presentara la situación de que llegue el agua turbia a las tomas domiciliarias, será necesario darlo a conocer y “tener un poco de paciencia” porque sería “normal”.

Esa turbiedad deberá desaparecer en pocos días; si no es así, deberán llamar al número 911 para hacer un estudio más a fondo.

El funcionario también mencionó que la turbiedad se observó en prácticamente todas las zonas del estado, pero se trata de una situación normal o esperada por el movimiento sísmico, ya que los sedimentos se remueven. De acuerdo con esta versión, se observó la turbiedad en Cuautla, Jojutla, Yecapixtla y Tlaquiltenango, entre otros municipios, aunque sería natural que estuviera presente en toda la entidad.

Valencia Vargas sostuvo que no es motivo de alerta, pero es importante mantener el monitoreo.

En lo que se refiere a manantiales, dijo que el sismo del 16 de febrero no representó una nueva afectación a los ocho manantiales, adicional a la que ya se tenía por el temblor del 19 de septiembre de 2017.

Asimismo, el titular de la Ceagua destacó que ya hay un plan de perforación de pozos profundos para alimentar la zona agrícola en la zona oriente que surtía el canal de Tenango, cuyo aforo disminuyó por el sismo de septiembre pasado. Pero precisó que se trata de un plan de la Comisión Nacional del Agua.

Publicado en Sociedad

Se proyecta la colocación de una antena y las alarmas en puntos estratégicos.

Las clases continúan de manera normal: Secretaría de Educación.

Cuernavaca, Morelos.- El proyecto de instalación de alertas sísmicas en Morelos está pendiente, pues continúan las gestiones para obtener el financiamiento requerido, informó el secretario de Gobierno, Ángel Colín López, quien indicó que se mantendrá la coordinación con autoridades municipales debido a que podrían seguir las réplicas del sismo de este viernes 16 de febrero.

Por su lado, autoridades educativas indicaron que hasta este lunes la indicación en las escuelas es que se mantengan las clases como hasta la fecha, no obstante la réplica que se registró la madrugada de este lunes, ya que no hay afectaciones considerables.

La secretaria del ramo, Beatriz Ramírez Velázquez, comentó que se mantiene la estrecha comunicación de los titulares de instituciones educativas y subsistemas, así como con la estructura del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), con el objeto de que el personal académico, padres de familia y alumnos sigan los protocolos de protección civil para estos casos.

Comentó que como resultado de las revisiones hechas durante el fin de semana, sólo hubo seis reportes, pero “nada importante”. “Como saben, tenemos 400 obras de reconstrucción o reparación en planteles por los daños causados desde el 19 de septiembre, por lo que las mismas empresas constructores estuvieron pendientes de los efectos de los movimientos sísmicos”, aseguró la funcionaria.

“Según el último reporte que nos dio Protección Civil, llevamos más de 900 réplicas del viernes para acá (ayer, por la mañana); pero tenemos una buena comunicación con Protección Civil para que a la mínima duda que tenga un director o los propios padres de familia, nosotros podamos actuar. Queremos aprovechar que los padres de familia sepan que lo primero que podemos asegurar es que los inmuebles están en buenas condiciones para regresar a trabajar”, dijo Ramírez Velázquez.

Por su parte, el secretario de Gobierno dio a conocer que se mantiene en alerta el sistema estatal de protección civil, lo que implica la coordinación con los municipios para reaccionar conforme a los protocolos en caso de alguna contingencia.

Ángel Colín reiteró que por las réplicas del sismo del 16 de febrero no se tenía (hasta la mañana de este lunes) registro de daños.

Cuestionado sobre el plan de instalar un sistema de alarmas sísmicas en Morelos, el funcionario estatal dijo que sigue en pie; se proyecta la colocación de una antena y las alarmas en puntos estratégicos, tomando en cuenta que se han registrado sismos con epicentro en territorio morelense.

El encargado de la política interna de la entidad apuntó que no se ha logrado –hasta el momento– gestionar los fondos económicos para tal proyecto, pues se ha destinado la inversión disponible a la reconstrucción, pero insistió en que se mantienen los esfuerzos de gestión de fondos federales para concretar dicha infraestructura.

Publicado en Política

Difunden autoridades recomendaciones de seguridad ante réplicas.

La Dirección de Protección Civil de Cuernavaca informó que fueron realizados los recorridos de revisión en espacios públicos e infraestructura urbana de la ciudad y no se registraron afectaciones por el sismo registrado la tarde del pasado viernes.

El titular de esa dependencia, Enrique Clement Gallardo, dio a conocer que no hubo afectaciones graves o de consideración, a consecuencia del temblor.

De igual manera, PC municipal reportó que se atendieron de forma oportuna los llamados ciudadanos que se recibieron en los teléfonos de emergencia. 

Refirió que el Servicio Sismológico Nacional (SSN) ha informado el registro de alrededor de 400 replicas de este sismo. 

Por lo anterior, la Dirección General de Protección Civil de Cuernavaca recomendó:

- Mantener la calma, no gritar, no correr y no empujar.

- Si se está próximo a la salida y el movimiento te lo permite, evacúa hacia áreas abiertas.

- Si tienes que evacuar, hazlo en orden y con calma; procura cortar suministros de energía eléctrica, gas y agua.

- Cuida no acercarte a fachadas, postes o árboles grandes que puedan caer.

- Determina previamente un punto seguro donde puedan reunirse si es necesario evacuar.

- Si al término del movimiento sísmico detectas fisuras, grietas en paredes, pisos o losas, no entres, llama y se te auxiliara a revisar el inmueble.

Clement Gallardo llamó a la ciudadanía a utilizar los teléfonos de emergencia de forma responsable en caso de alguna contingencia.

 

 

Publicado en Sociedad

Antes de levantar el teléfono y llamar, piensa que tal vez lo mejor sea enviar un mensaje.

Cuando ocurre algún desastre natural como un sismo, lo primero que todos hacemos es intentar comunicarnos con nuestros familiares o amigos. El problema es que la mayoría levanta el teléfono para hacer una llamada y eso tiene un gran inconveniente: las líneas se saturan y eso impide la comunicación para quienes realmente necesitan ayuda.

Entonces, ¿qué debemos hacer? La recomendación en estos casos es utilizar alguna aplicación de mensajería para ponerse en contacto. Claro, WhatsApp es la app más popular de este tipo, pero también existen otras como Facebook Messenger, Telegram o Line.

Pero si no estás conectado al Wi-Fi, la red de datos móviles no funciona o tu aplicación está caída, entonces todavía hay otra opción: los mensajes SMS.

El SMS (Short Message System) es un sistema que se inventó hace más de 30 años, y sigue funcionando en todos los teléfonos sin importar el modelo o la marca. Este tipo de mensajes son los que se enviaban antes de que los smartphones y las aplicaciones llegaran a nuestra vida.

El uso de mensajes SMS ya probó ser de mucha utilidad en el terremoto que sacudió México el pasado 19 de septiembre de 2017. Así que la próxima vez, antes de levantar el teléfono y llamar, tal vez lo más sensato sea enviar un mensaje y dejar libres las líneas para las verdaderas emergencias.

Publicado en Tecnologia

Oaxaca es uno de los estados con mayor actividad sísmica en México.

Durante la tarde de este viernes 16 de febrero se registró un sismo con magnitud 7.2 en las cercanías de Pinotepa Nacional, Oaxaca. Un par de horas después, el Servicio Sismológico Nacional publicó un reporte en el que explica la causa de este fuerte temblor.

Mapa de intensidades estimadas en el sismo del 16 de febrero. (Imagen: Servicio Sismológico Nacional)

De acuerdo con la información del Sismológico, el sismo se debió a una “falla de tipo inverso”, causada por el contacto entre dos placas tectónicas, que convergen en las costas al sur de México. Así lo explican en el reporte:

“El mecanismo focal muestra una falla de tipo inverso, en la cual el bloque de piso, sube con respecto al bloque de techo. Este tipo de fallas son características de los contactos convergentes entre placas tectónicas, donde una de las placas subduce por debajo de la otra como es el caso del contacto entre las placas de Cocos y de Norteamérica”.

Oaxaca es uno de los estados con mayor actividad sísmica en México, pues ahí se registra aproximadamente el 25% de los sismos en el país. La razón de lo anterior es que justo en esa zona chocan dos importantes placas tectónicas: la placa de Cocos y la placa de Norteamérica.

Placas tectónicas que interactúan en territorio mexicano. (Imagen: Servicio Sismológico Nacional)

Finalmente, el Sismológico también informó que hasta las 20:30 horas (centro de México) se habían registrado 150 réplicas del sismo.
 

FUENTE: Servicio Sismológico Nacional

 

Publicado en Ciencia
Sábado, 17 Febrero 2018 06:00

Sin daños por los sismos de ayer

Los sismos y las respectivas réplicas que este viernes sacudieron varios estados del país no provocaron pérdidas humanas ni daños graves en Morelos, confirmaron autoridades estatales. En la región oriente, un adolescente resultó herido al sufrir una caída mientras trabajaba.

En este sentido, la Coordinación Estatal de Protección Civil confirmó –mediante un comunicado– que los movimientos telúricos no causaron afectaciones mayores en la entidad.

Dados los antecedentes por el terremoto del pasado 19 de septiembre, que dejó severos daños en varias entidades del país, los protocolos de protección civil y de seguridad fueron activados de forma inmediata.

Al respecto, plazas comerciales, edificios públicos y habitacionales de Morelos fueron evacuados para resguardar a la población.

Con base en el reporte del SSN, hasta las 19:30 horas se habían registrado 122 réplicas.

Ante ello, unidades de Protección Civil estatal realizaron recorridos por varias zonas de la entidad, debido a que varias edificaciones quedaron sentidas como consecuencia del sismo que se registró el 19 de septiembre de 2017, el cual causó el derrumbe de varios inmuebles comerciales y habitacionales y provocó decenas de decesos.

En relación con la zona surponiente, en Jojutla se dio a conocer que la población salió a las calles, en medio de sorpresa y temor, ya que fue el municipio más afectado tras el referido sismo del año pasado.

Allí reportaron el desprendimiento de polvo en un inmueble que era sucursal bancaria.

En Cuernavaca reportaron la caída de un aula provisional de alumnos de la Secundaria Número 1 –quienes toman clases en la Unidad Deportiva “Miraval”–, pero no hubo personas heridas.

En Jiutepec y demás municipios que conforman la zona metropolitana reportaron saldo blanco (hasta el cierre de esta edición).

Respecto de la región oriente, en Atlaltlahucan reportaron que un trabajador de la construcción de 17 años fue trasladado al Hospital General “Mauro Belaunzarán Tapia” de Cuautla debido a que sufrió una caída mientras laboraba.

Asimismo, el volcán Popocatépetl emitió una fumarola y se registró caída de ceniza, minutos después del terremoto.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional (SSN), el sismo de mayor intensidad fue de 7.2 grados en la escala de Richter, tuvo su epicentro al sur de Pinotepa Nacional, en el estado de Oaxaca, y se registró a las 17:39:38 de ayer.

Asimismo, reportes oficiales indicaron que los sismos que se percibieron más ocurrieron entre las 17:39 y las 17:41 horas en Pinotepa Nacional, Oaxaca Capital y Salina Cruz, Oaxaca; Cuajinicuilapa, San Marcos, Chilpancingo, Acapulco e Iguala, Guerrero, así como en Puebla, Puebla.

Publicado en Sociedad
Página 1 de 59
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.