Miles de aficionados asistieron al “Coruco” Díaz para despedir al legendario arquero Pablo Larios. Miles de aficionados asistieron al “Coruco” Díaz para despedir al legendario arquero Pablo Larios. Fotógraf@: SALVADOR SALDAÑA GALINDO
Publicado en Deportes Sábado, 02 Febrero 2019 05:22

Dan último adiós a Pablo Larios

Escrito por

El histórico portero de Zacatepec fue despedido ayer por miles de aficionados, familiares y amigos de profesión con una misa de cuerpo presente en el estadio Agustín “Coruco” Díaz; la tierra que lo vio nacer lo despidió como se merecía y lo acompañó hasta el panteón.

Pablo Larios Iwasaki fue despedido como los grandes. El estadio Agustín “Coruco” Díaz recibió por última vez al portero legendario de los cañeros, quien ayer fue sepultado en su tierra natal, Zacatepec, luego de haber fallecido el pasado jueves en un hospital de Puebla.

Más de mil aficionados del Zacatepec acudieron al inmueble cañero para presenciar la misa de cuerpo presente que se hizo la tarde de ayer en la selva cañera. En punto de las dos de la tarde llegó el cuerpo de Pablo Larios a suelo morelense, procedente de Puebla.

Primero pasó por el Ingenio Emiliano Zapata; posteriormente trasladaron el féretro al estadio “Coruco” Díaz, acompañado de familiares –entre ellos sus seis hijos–, amigos y gente que despidió como se debe al ídolo cañero.

Con aplausos y una porra gritando “A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Larios, Larios, ra, ra, ra” y “Portero, portero, portero”, los miles de aficionados le dieron el último adiós al exportero de la selección mexicana, quien debutó con Zacatepec en la Temporada 1981 y además vistió las playeras de Cruz Azul, Puebla y Toros Neza.

Entre los amigos y excompañeros de Zacatepec que acompañaron a Larios Iwasaki pudo observarse a Mario Hernández, Antonio Tafoya, Juvenal Reyes, Fernando “La Cira” Dávila, Arturo “Tigre” Betancourt, entre otros.

La misa duró cerca de una hora; después, del estadio, el cuerpo del exguardameta cañero fue llevado a su casa de manera simbólica y al final el féretro fue cargado por familiares de Pablo Larios, que lo llevaron al panteón municipal “Lázaro Cárdenas” de Zacatepec para ser enterrado y despedirse de él.

En el trayecto del estadio Agustín “Coruco” Díaz al panteón la gente lloró por su partida, al tiempo que en las calles de Zacatepec se respiraba un gran dolor por la muerte del portero emblemático de ese municipio y además mundialista en México 86.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Deportes
Etiquetado como
Salvador Saldaña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Salvador Saldaña

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.