Anuncian adquisición de sistema de videovigilancia para tres centros penitenciarios.

Publicado en Política

En reiteradas ocasiones se preguntó al vocero en torno a la forma en la que se cometieron los homicidios, pues circularon imágenes en las que se observa al menos un interno decapitado. Además, los mismos reos enviaron videos a redacciones de medios de comunicación y a redes sociales en los que se observan los disturbios y lo que aparentemente son varios cuerpos con heridas, así como testimonios de que hubo disparos en el área de ingresos.

Ojeda Cárdenas externó que no conocía dichas fotografías, ni las imágenes, pero afirmó que se investigará a fondo la razón por la que los internos tenían teléfonos celulares, pues conforme a la ley está prohibido.

Negó categórico que la población carcelaria haya tenido armas de fuego en su poder y refirió que será la FGE la que determine las condiciones en las que ocurrieron los decesos.   

Por su parte, el fiscal general Uriel Carmona Gándara dijo que toda una brigada de personal de la policía de investigación criminal acudió al interior del Cereso para efectuar las diligencias para el desarrollo de la investigación; subrayó que para la FGE los occisos son víctimas y se tiene que indagar lo ocurrido, además de respetar sus derechos.

“Los servicios periciales de la Fiscalía General del Estado en las disciplinas de criminalística, fotografía, dactiloscopia, medicina forense y policía de investigación criminal, se encuentran en las primeras diligencias de investigación para confirmar la identidad de los occisos y deslindar las responsabilidades que conforme a derecho correspondan” abundó en un comunicado el gobierno estatal. 
De igual manera se dio a conocer en dicha conferencia, que junto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos darán acompañamiento y apoyo a los familiares de las personas privadas de la libertad que se encuentran en el centro penitenciario y que han reclamado información.

 

Publicado en Sociedad
Jueves, 31 Octubre 2019 05:07

Acciones urgentes y relevos

La Comisión Independiente de Derechos Humanos lamentó los acontecimientos ocurrido en el penal de Atlacholoaya y llamó a las autoridades a tomar acciones urgentes para erradicar las malas prácticas y el contubernio institucional, que una vez más puso en jaque al sistema penitenciario estatal.

“La disputa por el poder y los negocios dentro del Cereso de Atlacholoaya son de muy alto impacto y terribles consecuencias en pérdida de vidas humanas. Erradicar el tráfico de armas y drogas, de prostitución y explotación del trabajo dentro del penal, requiere ir a las causas de la violencia y no minimizarla. Urge tomar medidas que impidan que continúe la barbarie en las cárceles”, afirmó.

El presidente del Foro Morelense de Abogados, Pedro Martínez Bello, lamentó los hechos ocurridos en el penal más grande de  la entidad e insistió en que son necesarios  relevos en el gabinete de seguridad, ante la falta de resultados e implementación de estrategias de prevención del delito.

“Es importante que el gobernador analice la posibilidad real de llevar a cabo cambios en el gabinete de seguridad. Pero mejor aún todavía, que no ponga a una persona a improvisar”, señaló y consideró que debe analizarse la permanencia o no de José Antonio Ortiz Guarneros al frente de la Comisión Estatal de Seguridad, y del mismo responsable del sistema penitenciario estatal,  Israel Ponce de León.

 

Publicado en Política

Entre los fallecidos está el otrora líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la zona oriente de Morelos, Raymundo Isidro Castro Salgado, alias “El Ray”.

Lo que según la versión oficial comenzó la mañana del martes como una aparente riña por unos zapatos, culminó con una segunda jornada violenta dentro del Centro de Reinserción Social “Morelos” (en Atlacoloaya) con un saldo de seis muertos y dos heridos. Entre quienes fallecieron figura el otrora capo de la zona oriente, Raymundo Isidro Castro Salgado, alias “El Ray”.

Desde las 8:00 horas de este miércoles, por videos y audios difundidos por los propios internos, trascendió, primero el amotinamiento de reos y el sometimiento de un grupo de custodios y, luego, el enfrentamiento entre bandos antagónicos que se diputaban el control de la cárcel.

La Comisión Estatal de Seguridad, responsable del sistema penitenciario, mantuvo total hermetismo de los hechos.

Pasadas las 9:00 horas se ordenó el desalojo de los trabajadores del juzgado especializado en justicia penal tradicional y, más tarde, de toda la Ciudad Judicial, ubicada a un costado del penal.

También comenzó el arribo de refuerzos de la Policía estatal, el Ejército y la Guardia Nacional, así como de ambulancias. Hasta la primera pluma de ingreso del penal llegaron familiares de reos para reclamar información sobre qué sucedía, ya que por redes sociales comenzaron a circular fotografías de los primeros reos asesinados (uno de ellos decapitado, según la imagen difundida supuestamente desde los teléfonos de los reclusos) durante la reyerta.

Uno de los internos asesinados era el capo conocido como “El Ray”, otrora líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la zona oriente de Morelos, quien sobrevivió y escapó al  atentado perpetrado por sus rivales el pasado 13 de abril en el restaurante “Los Estanques” del municipio de Cuautla -que culminó con la masacre de seis personas, tres de ellos niños- pero que casi un mes después fue capturado en el estado de Puebla y trasladado al penal de Atlacholoya para ser procesado por varios delitos.

Trascendió que en el enfrentamiento participaron reos vinculados a los grupos antagónicos del CJNG y Los Rojos, así como otros grupos criminales identificados como Los Colombianos y Los Chilangos.

La tensión a las afueras del centro penitenciario creció cuando familiares de reos intentaron inspeccionar una ambulancia, en la que presuntamente se trasladaban heridos y cuerpos sin vida, pues hasta ese momento no había información oficial ni nombres de los caídos.

Los familiares cerraron el paso a la unidad e intentaron abrirla, hasta que un grupo de elementos antimotines rodeó el vehículo y repelió a los inconformes para que la ambulancia avanzara. Posteriormente y para contener la protesta de las familias, se instaló un módulo de atención afuera del penal.

Hasta el Cereso llegó también el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM), quien no pudo ingresar al penal de manera inmediata.

Tras seis horas de nerviosismo  y hermetismo oficial, integrantes del gabinete de seguridad ofrecieron una rueda de prensa para anunciar que la autoridad retomó el control del centro penitenciario y confirmó la muerte de seis personas, entre ellos “El Ray”.

El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, afirmó que la autoridad retomó el control de todas las áreas del penal alrededor de las 12:11 de la tarde.

Reconoció que el motín y el enfrentamiento fueron protagonizados por grupos rivales, pero rechazó que la autoridad penitenciaria haya sido rebasada. “En ninguna de las dos acciones, ni en el día de ayer, ni en el día de hoy, se perdió el control del centro penitenciario.

“Los elementos custodios que fueron retenidos fue momentáneamente y activándose los protocolos correspondientes se liberaron de forma prácticamente inmediata y nunca corrieron peligro sus vidas”.

Confirmó que dos internos resultaron heridos, mientras que seis más fueron privados de la vida. Las víctimas mortales fueron identificadas únicamente como José Manuel “N”, Roberto “N”, Lorenzo “N”, Vicente “N”, Néstor “N” y Raymundo Isidro “N “, este último ex líder del CJNG.

Indicó que la Fiscalía General de Estado (FGE) investigará los hechos y determinará quiénes son los responsables del homicidio de seis internos, que preliminarmente se dijo que fueron asesinados con armas punzocortantes.

Descartó que hayan ocurrido detonaciones con armas de fuego dentro del penal y sostuvo que se hará una investigación paralela para determinar si algún funcionario incurrió en alguna irregularidad que haya propiciado los hechos violentos de ayer y del martes, cuando en la primera reyerta falleció un reo y otros dos resultaron heridos.

Confirmó que la ausencia de Jorge Israel Ponce de León, porque se encuentra en un curso internacional de seguridad penitenciaria, y que como encargada de despacho se encuentra  Miriam Mireles Toledo, directora general de Centro Penitenciarios.

Agregó que también habrá una investigación sobre el ingreso al penal de teléfonos celulares que permiten a los internos mantener interacción con el exterior, así como se explorará la posibilidad de una reubicación de reos clasificados como peligrosos en penales federales.

El fiscal estatal, Uriel Carmona Gándara, detalló que la institución comenzó con las primeras indagatorias al interior del Cereso para determinar quiénes fueron los responsables de los homicidios aparentemente perpetrados con armas punzoconrtantes, no obstante, rechazó por el momento confirmar que uno de los internos fue decapitado, como se mostró en fotografías difundidas por internos.

“Las personas fallecidas tienen el carácter de víctimas y por lo tanto debemos de respetar sus derechos y los derechos de las víctimas indirectas que son los familiares. Lo único que le puedo decir preliminarmente se me reporta que los fallecimientos se dieron por heridas producidas por armas cortocontundentes y punzocortantes. En el tema de la persona que aparece decapita no lo puedo confirmar hasta que tengamos el reporte de la necropsia”, dijo.

 

 

 

 

 

Publicado en Política

Varios convictos fueron agredidos por decenas de presos, en respuesta a los supuestos abusos por parte del grupo de control; entre los finados se encuentra el líder del CJNG en Cuautla.

Xochitepec.- Seis muertos y dos heridos fue el saldo de una riña entre internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”, el cual está ubicado en el poblado de Atlacholoaya de este municipio, la mañana del miércoles.

Uno de los fallecidos fue identificado como líder de un grupo criminal.

Respecto de los hechos, durante la mañana de este miércoles, a través de su cuenta de Twitter, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) confirmó que personal operativo del Grupo de Coordinación por la Paz del estado de Morelos (Sedena, Guardia Nacional, FGE y CES) iba al citado penal en apoyo a custodios, que habían sido sometidos por varios internos.

Como se recordará, el día anterior se había registrado otra pelea, en la que tres convictos resultaron heridos, de los que uno murió cuando era trasladado a un hospital.

Al respecto, fuentes consultadas por La Unión de Morelos refirieron que el problema inició a las 11:00 de la mañana del martes debido a que el jefe del autogobierno golpeó a un preso.

Cansados de los malos tratos, las humillaciones y las amenazas por parte del grupo de control, los demás internos se rebelaron en su contra, ya que las autoridades penitenciarias no hacen nada contra ellos y, por el contrario, castigan a quien es agredido por ese grupo.

Mediante un comunicado, el gobierno del estado dio a conocer que derivado de la riña –ocurrida en el interior del dormitorio número 4– fue atendida la emergencia, en la que resultaron heridos tres presos, los cuales fueron trasladados a un hospital.

La versión de las autoridades indicaba que a las 11:46 horas de anteayer, personal de seguridad penitenciaria atendió una riña que se inició a causa del supuesto robo de unos zapatos.

A las 13:37 horas, algunos internos del dormitorio 9 ingresaron al dormitorio 4, donde hirieron a un grupo de reclusos.

Por lo anterior, trasladaron a dos individuos al Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, pero uno de ellos –Cristian “N”, de 37 años de edad– ya no tenía signos de vida. El segundo, de 30 años, sufrió heridas de arma blanca en el pecho y en una pierna.

Asimismo, en el Hospital Comunitario de Temixco atendieron a otro preso, de 24 años, quien resultó con golpes en la cabeza y una cortada en una mano, pero fue dado de alta el mismo día.

Sin embargo, la tensión en el penal no cesó, ya que un grupo de internos, conocidos como “Los Chilangos” y que presuntamente participaron en la pelea, fue llevado al área de ingreso.

Durante la noche del martes, estos convictos le quitaron las llaves a un custodio y ello provocó que fueran golpeados.

Un testigo aseguró que la mañana del miércoles solicitaron al director del penal que les entregaran a sus diez compañeros del dormitorio 13.

Sin embargo, la situación se salió de control alrededor de las 08:30 horas de ayer, cuando un grupo de la población varonil inició una riña en el área de ingresos, donde entre 20 y 30 convictos fueron agredidos por varios internos, que además retuvieron a varios elementos del personal de seguridad y custodia, quienes fueron conducidos al área de talleres mientras se suscitaba la pelea.

A las 10:20 horas entraron agentes policiacos en apoyo al personal de custodios.

Fue hasta las 12:10 horas del miércoles cuando autoridades retomaron el control del Cereso, pero seis internos ya habían perdido la vida y dos más estaban heridos.

Entre los occisos se encuentra Raymundo Isidro “N”, conocido como “El Ray”, identificado como líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Cuautla.

La Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz informó que en el operativo para retomar el control participaron 350 elementos, de los que 120 eran elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 115 de la Guardia Nacional.

Asimismo, hubo sobrevuelos de dos helicópteros de la CES, desde los que arrojaron gases lacrimógenos.

Más tarde, las autoridades confirmaron que fallecieron seis convictos, quienes fueron identificados como José Manuel “N”, Roberto “N”, Lorenzo “N”, Vicente “N” y Néstor “N”. Además, Leopoldo “N” y Adalberto “N” resultaron heridos.

A raíz de este hecho, decenas de familiares de los internos llegaron al penal en busca de información, pero los nombres de los occisos fueron dados a conocer más tarde.

 

 

 

 

 

Publicado en Justicia
Miércoles, 30 Octubre 2019 05:10

Un recluso muerto en el enfrentamiento de ayer

El presunto robo de unos zapatos desencadenó una riña colectiva en el interior del penal de Atlacholoaya.

El presunto robo de unos zapatos en un dormitorio desencadenó una riña colectiva en el interior del penal de Atlacholoaya que concluyó con el saldo de un interno muerto y dos heridos.

De acuerdo a la versión oficial, cerca de las 11:30 de la mañana, en el dormitorio cuatro del Centro de Reinserción Social “Morelos”, comenzó una discusión entre internos, que poco a poco escaló hasta una reyerta colectiva en la que habrían participado cerca de 40 reclusos.

La bronca tardó en ser apaciguada por las autoridades penitenciarias que, cuando comenzó a trascender el hecho, mantuvieron total hermetismo y hasta aseguraron que mantenían el control total del centro, descartando las versiones de un presunto motín.

El helicóptero de la Comisión Estatal de Seguridad realizó sobrevuelos en la zona y al penal arribaron varias patrullas y camiones con más de media centenar de policías estatales y elementos del Ejército y la Guardia Nacional.

También llegaron unos cuantos familiares de internos, preocupados ante las primeras versiones de un presunto amotinamiento y el ingreso de ambulancias y una unidad del Servicio Médico Forense.

Alrededor de las 16:00, la CES emitió un comunicado para informar de manera oficial que alrededor de las 11:46 hora este martes ocurrió una riña en el dormitorio cuatro, la cual fue controlada de inmediato por los custodios.

Pero más tarde, a las 13:37, los internos del dormitorio nueve ingresaron al dormitorio cuatro para enfrentar con arma blanca a otro grupo internos, a quien reclamaron el supuesto robo de unos zapatos.

El saldo oficial fue de un interno fallecido –que presuntamente murió cuando era internado en el  hospital José G. Parres de Cuernavaca con una herida de arma blanca- mientras que otro permaneció hospitalizado por lesiones en la pierna y tórax. Un tercer interno herido fue trasladado al Hospital Comunitario de Temixco, donde fue atendido por lesiones superficiales en la cabeza y una mano.

La autoridad insistió en que en todo momento se mantuvo el control y gobernabilidad del penal y que se aplicaron los protocolos de seguridad.

 

Publicado en Sociedad

No funcionó la planta de emergencia.

La mañana de este jueves se registraron fallas en el sistema de suministro de energía eléctrica en las instalaciones de la Ciudad Judicial ubicada en Atlacholoaya, lo que obligó a postergar la realización de audiencias en por los menos dos de las siete salas de audiencias.

De acuerdo con la información recabada, el fallo eléctrico ocurrió solo en una parte del edificio judicial, y afectó la realización de una audiencia en curso, porque aun cuando en teoría debía entrar en funcionamiento la planta de luz de emergencia, esto no ocurrió.

La situación obligó al juez que presidía la audiencia a suspenderla y certificar que la interrupción fue por una causa de fuerza de mayor, ya que debido a la falta de energía eléctrica dejó de funcionar el sistema de audio y video, que registra íntegramente el desarrollo de los juicios.

Para poder reparar el fallo, la audiencia fue trasladada a otra sala, que a su vez tuvo que postergar sus audiencias programadas.

Desde octubre de 2018, cuando los juzgados de Primera Instancia con sede en Cuernavaca fueron mudados a la recién construida Ciudad Judicial del Estado de Morelos, que tuvo un costo superior a los 100 millones de pesos, el Tribunal Superior de Justicia reportó a la Secretaría de Obras del Gobierno de Morelos –responsable de la edificación- diversos defectos detectados, con el fin de hacer efectiva la garantía por vicios ocultos.

Filtración de agua en varias áreas del edificio por la defectuosa impermeabilización y fallos en las instalaciones eléctricas y luminarias fueron algunos de los vicios reportados y que al parecer no se subsanan.

 

 

Publicado en Sociedad

Cuatro individuos se pelaron en el interior del penal, que se ubica en Atlacholoaya; se desconoce el estado de salud de los involucrados.

Xochitepec.- La mañana del jueves, cuatro internos del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) “Morelos” protagonizaron una riña en el interior del penal, que se ubica en la comunidad de Atlacholoaya de este municipio.

Al respecto, las autoridades penitenciarias informaron que alrededor de las 09:50 horas de ayer, convictos de los dormitorios 7 y 8 se comenzaron agredir a golpes.

Tras lo ocurrido, el coordinador general de Reinserción Social, Jorge Israel Ponce de León Borquez, informó que a raíz de la pelea implementaron medidas de seguridad que evitaran un problema mayor.

Además, el funcionario descartó cualquier intento de motín en el penal de Atlacholoaya.

Hasta el cierre de esta edición, ninguna autoridad había informado el estado de salud de los cuatro internos que participaron en la riña.

 

Publicado en Justicia

El fiscal dice que existen suficientes evidencias para que un juez lo someta a proceso.

El fiscal General del Estado, Uriel Carmona Gándara, aseguró que existen todos los elementos para inculpar a Alfredo “N” como único responsable de los delitos de violación y feminicidio en agravio de la menor Laidy Magali, quien fue atacada el sábado pasado mientras se encontraba en casa de su abuela en la colonia Carolina.

Tras el anuncio de la detención del presunto responsable, señaló que “esta persona ya había emprendido la huida, ya estaba sustrayéndose de la acción de la justicia y lo logramos detener en la zona de Cuautla. En las próximas horas lo vamos a presentar al juez penal correspondiente, al juez que le giró la orden de aprehensión.

“Fueron horas de mucha tensión, porque tuvimos una gran presión de la sociedad y bueno, estamos trabajando para que no haya impunidad  y esperamos lograr una vinculación a proceso en los próximas días en contra de esta persona”, expresó al reconocer el apoyo en la investigación y ubicación de Alfredo “N” de la Comisión Estatal de Seguridad y la Guardia Nacional

Precisó que personal de Servicios Periciales recabó suficientes evidencias que señalan a Alfredo “N” como el agresor de niña de seis años, y todavía realiza diligencias en una barranca y las inmediaciones del domicilio donde ocurrió el crimen, en busca de un cuchillo que pudo también ser usado para asesinar a la pequeña, y recopilar cualquier elemento de prueba adicional.

Aseguró que se respetaron los derechos humanos y la presunción de inocencia del sujeto, pero hasta ahora la FGE cuenta con los indicios suficientes para presentar cargos en contra del hombre ante un juez de control.

“Tenemos testimonios muy directos, tenemos el material de video donde fue visto salir del domicilio donde ocurre este feminicidio de la menor y tenemos todo el material probatorio en materia de periciales y criminalística.

“Tenemos rastros de sangre en las ropas de él, o sea, no tenemos dudas de que tenemos elementos suficientes para lograr una vinculación a proceso”, indicó.

Agregó que en Morelos el agresor no tiene antecedentes penales pero se requirió a fiscalías de otras entidades información sobre tiene algún investigación abierta.

Por lo pronto, dijo, “esperamos que los jueces actúen con severidad, nosotros llevamos el material probatorio suficiente y esperamos una vinculación a proceso, para sacar a esta gente de la calle”.

Afirmó que hasta el momento no hay indicios de que en el crimen haya participado otras personas y aparentemente Alfredo “N” perpetró la agresión solo.

El detenido fue ingresado al Centro de Reinserción Social “Morelos”, ubicado en el poblado de Atlacholoaya, municipio de Xochitepec, donde en las próximas horas será definida su situación jurídica.

 

 

Publicado en Sociedad

Así lo consigna el informe preliminar de la CDHEM; un reo murió y cuatro recibieron heridas leves.

Publicado en Sociedad
Página 1 de 2
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.