El poblado indígena cambia su tradición de negar el acceso a cualquier corporación de seguridad.

Tras los hechos violentos ocurridos el miércoles pasado en el poblado de Ocotepec, finalmente las autoridades auxiliares aceptaron la necesidad de que haya vigilancia policiaca más allá de la intervención de la “ronda”, un grupo de seguridad armado de esa comunidad que es liderado por el ayudante municipal.

El miércoles, minutos después  de la una de la tarde se registró un enfrentamiento que dejó como saldo dos personas muertas. Ese incidente activó la alerta entre la población, principalmente porque ocurrió a plena luz del día y justo a la hora en que estudiantes de primaria y secundaria del pueblo salen de las instituciones educativas.

Para prevenir que ocurra otro incidente, las autoridades de la comunidad permitieron la entrada de la Guardia Nacional, cuyos elementos efectuaron recorridos por diversos puntos del poblado de Ocotepec, sobre todo las principales calles de ese lugar.

No obstante, la presencia policiaca provocó malestar entre algunos vecinos, quienes señalaron que ello será el comienzo para que “el gobierno comience a entrometerse” en la vida de su comunidad. Otros más lo vieron como una acción que permitirá inhibir el delito, debido a que las estadísticas de inseguridad en la zona se han disparado en los últimos meses.

Cabe señalar que desde hace décadas la población no permite en Ocotepec la presencia de elementos policiacos, ya sea de la policía vial o de la preventiva.

 

 

Publicado en Sociedad

Fueron asesinados con armas largas sobre la avenida principal de ese poblado de Cuernavaca; los homicidas huyeron en un vehículo.

Un hombre y su hijastro fueron asesinados a balazos en el poblado de Ocotepec de Cuernavaca, la tarde del miércoles.

En relación con los hechos, fuentes consultadas por La Unión de Morelos en el lugar de los hechos refirieron que las víctimas se llamaban Ulises Rosario Castro y Édgar Pérez Díaz.

Este último era hijastro del primero y ambos tenían su domicilio en la misma comunidad donde ocurrió el doble homicidio.

Alrededor de las 13:15 horas, dichas personas se encontraban en la carretera federal Cuernavaca-Tepoztlán (en el tramo conocido como avenida Miguel Hidalgo), a la altura de un hotel, cuando fueron privadas de la vida con armas largas de calibre .223.

Testigos refirieron que los homicidas huyeron a bordo de un vehículo hacia la autopista México-Acapulco.

Más tarde llegaron agentes de la Policía Morelos y paramédicos, quienes se dieron cuenta de que los individuos ya habían fallecido.

Familiares de los hoy finados comentaron a los policías que desconocían los motivos de la agresión en contra de Édgar y Ulises.

La circulación de la carretera se vio afectada durante alrededor de dos horas, hasta que personal del Servicio Médico Forense efectuó el levantamiento de los cadáveres y los peritos retiraron los casquillos.

 

 

 

Publicado en Justicia

El cadáver fue encontrado en la avenida Miguel Hidalgo de esa comunidad de Cuernavaca; la FGE refirió que no tenía huellas de violencia, pero se desconoce la causa del deceso.

Aún no ha sido identificado el hombre al que encontraron vida en el poblado de Ocotepec de Cuernavaca, la noche del domingo.

Presuntamente el cadáver no tenía huellas de violencia.

En relación con el hecho, la Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer que una llamada telefónica se registró en el número de emergencias 911 para informar que había una persona muerta en la avenida Miguel Hidalgo del referido poblado.

Unos minutos después llegaron agentes de la Policía Morelos y paramédicos. Estos últimos confirmaron que el individuo ya había fallecido, por lo que solicitaron la intervención de la FGE.

Durante las primeras investigaciones, peritos de la fiscalía refirieron que esta persona no tenía huellas de violencia; sin embargo, será hasta que tengan los resultados de la necropsia cuando se dé a conocer la causa del deceso.

Por último, hasta el cierre de esta edición, el finado aún continuaba en calidad de desconocido en la morgue de la FGE.

 

Publicado en Justicia

Lo hallaron en la colonia Los Ramos de ese poblado de Cuernavaca; presuntamente falleció a causa de una congestión alcohólica.

Un hombre perdió la vida en la colonia Los Ramos del poblado de Ocotepec, en Cuernavaca, la mañana del miércoles. Presuntamente murió a causa de una congestión alcohólica.

Con base en información de fuentes consultadas por La Unión de Morelos en el lugar del hecho, fue alrededor de las 11:40 horas de ayer cuando comerciantes de la carretera federal Cuernavaca-Tepoztlán (en el tramo denominado avenida Miguel Hidalgo) se acercaron a un hombre que estaba tendido afuera de un negocio para pedirle que se retirara; sin embargo, se percataron de que no reaccionaba.

En este sentido, se trataba de un individuo de complexión delgada, tez morena y estatura mediana, el cual vestía pantalón de mezclilla azul, sudadera gris, gorra café, calcetas blancas y tenis blancos.

Minutos más tarde, al sitio llegaron paramédicos y personal de la Ronda de Ocotepec. Los primeros se dieron cuenta de que esta persona no tenía huellas de violencia y una probable congestión alcohólica había sido la causa del deceso.

En el sitio, elementos de la Ronda comentaron que la noche del martes, este hombre estaba desnudo en el interior de la iglesia “Divino Salvador”, por lo que fue auxiliado y llevado a su casa, en la avenida 17 de Abril de Ocotepec.

Después arribaron agentes de la Policía de Investigación Criminal y peritos, quienes, al terminar de obtener información y recoger evidencias, solicitaron al Servicio Médico Forense que levantara el cadáver.

Cabe destacar que esta persona vivía sola y al parecer no tenía familia en Ocotepec.

 

 

 

Publicado en Justicia

Lo mataron a balazos cerca de la iglesia de esa comunidad de Cuernavaca; tenía entre 35 y 40 años de edad.

Aún se encuentra en calidad de desconocido el hombre que fue asesinado a balazos a la altura de la iglesia del poblado de Ocotepec, en el municipio de Cuernavaca, la noche del domingo.

Respecto de los hechos, la Fiscalía General del Estado (FGE) refirió que vecinos de la calle Vicente Guerrero del referido poblado escucharon varios disparos.

Unos momentos después salieron de sus casas, tras lo que vieron a un individuo tendido en el pavimento, boca abajo.

En este sentido, se dio a conocer que se trataba de un hombre de entre 35 y 40 años de edad, de complexión robusta, tez morena y estatura mediana, el cual vestía pantalón de mezclilla azul, sudadera azul y calzado negro.

Alrededor de las 21:45 horas el caso fue reportado en el número de emergencias 911.

Asimismo, a la escena del crimen se acercaron varios habitantes de Ocotepec con la intención de identificar a la persona, pero nadie pudo reconocerla.

Más tarde, paramédicos se dieron cuenta de que el hombre ya había perdido la vida.

Ante dicha situación, la zona fue resguardada por agentes de la Policía Morelos mientras aguardaban la llegada de personal de la Fiscalía General del Estado.

Fue a las 23:00 horas cuando llegaron peritos de la fiscalía, quienes –por medio de algunos testigos– se enteraron de que un individuo corrió de esa calle hacia la avenida Miguel Hidalgo unos instantes después del ataque.

Por último, el cuerpo fue trasladado a la morgue de la FGE, donde permanece en calidad de desconocido.

 

 

Publicado en Justicia
Lunes, 30 Diciembre 2019 05:12

Doble homicidio en Ocotepec

los hombres que viajaban en un auto Versa fueron agredidos en la calle Miguel Hidalgo.

Dos hombres que viajaban en un vehículo fueron asesinados a balazos la madrugada del domingo a la altura de un conocido restaurante en el poblado de Ocotepec del municipio de Cuernavaca.
De acuerdo con información proporcionada por fuentes consultadas por La Unión de Morelos, alrededor de las 02:00 horas las víctimas circulaban a bordo de un automóvil marca Nissan, Tipo Versa, color rojo en la avenida Miguel Hidalgo del referido poblado.
De pronto, fueron interceptados por varios sujetos que iban en un automotor Jetta, color negro, quienes dispararon en repetidas ocasiones.
El ataque fue reportado por los vecinos al número de emergencias 911, para solicitar la ayuda de una ambulancia, ya que dos personas estaban heridas a tiros.
Al lugar llegaron personal de la Ronda de Ocotepec, elementos de la Policía Morelos y paramédicos, quienes vieron a dos hombres sin signos de vida dentro del vehículo.
En el asiento del conductor estaba un hombre de complexión robusta, tez morena y estatura mediana vestía un pantalón de mezclilla azul, camisa de manga larga gris y botas cafés.

Le acompañaba un hombre robusto de tez morena y estatura mediana que vestía pantalón color amarillo, sudadera de camuflaje y calzado negro.
Posteriormente arribaron agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC) y peritos, quienes recogieron los casquillos que estaban esparcidos, y después de entrevistar a varios testigos solicitaron a los auxiliares forenses levantar los cadáveres.

 

Publicado en Justicia

El 10 de noviembre acudió a una fiesta en ese poblado de Cuernavaca, pero desde entonces se desconoce su paradero.

Desde el domingo 10 de noviembre, una mujer está desaparecida. Ese día acudió a una fiesta que tuvo lugar en el poblado de Ocotepec de Cuernavaca, donde realizó transmisiones en vivo a través de Facebook.

De acuerdo con información de fuentes consultadas por La Unión de Morelos, se trata de quien es identificada como Ana Karen Ramírez Trujillo, de 29 años de edad, la cual es vecina de la comunidad antes mencionada.

Esta mujer trabajaba en un taller mecánico, es madre soltera y únicamente se encarga de mantener a su hija (una menor de edad).

Asimismo, se informó que es de complexión media, tez morena y estatura media.

Respecto del hecho, fue alrededor de las 01:00 horas del día en mención cuando Ana Karen realizó dos transmisiones en vivo desde su cuenta de Facebook.

En una se observa el momento en el que baila una pareja que asistió a la fiesta; en la otra se puede ver a Ana Karen bailando con un hombre, primero, y con una mujer, unos minutos después.

Ese día, la mujer habría sido acompañada por su hija a la fiesta. Después salió del lugar y dejó encargada a la niña con un amigo.

A partir de entonces no se ha sabido nada de Ana Karen, cuyo celular envía a buzón de voz al intentar contactarla.

A raíz de este hecho, familiares, amigos y compañeros de trabajo comenzaron a buscarla, sin resultados favorables. Por ello presentaron la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Fue alrededor de las 23:50 horas del día siguiente cuando la FGE emitió la tarjeta de búsqueda.

Sin embargo, han pasado 11 días desde su desaparición; en esa ocasión estaba vestida con short blanco y blusa amarilla, además de que portaba calzado deportivo.

Al no contar con información sobre su paradero, amigos de esta persona decidieron convocar a la ciudadanía a una marcha para exigir respuesta a las autoridades.

Dicha movilización se realizaría la tarde de este martes, con punto de reunión en la glorieta de “Paloma de Paz”, en la colonia Buena Vista de Cuernavaca, pero la cancelaron, unas horas después.

Hasta el cierre de esta edición, el paradero de Ana Karen Ramírez Trujillo aún era desconocido.

 

 

 

 

Publicado en Justicia

Ratificando su compromiso de trabajar de manera coordinada, en unidad, a favor del medio ambiente y en estricto respecto a las tradiciones de los poblados de Cuernavaca, el presidente municipal Antonio Villalobos Adán inauguró el mural pintado y restaurado por el artista urbano César Eduardo Vega Gutiérrez, obra que narra como la madre naturaleza dio vida y fuerza a las tradiciones místicas del poblado de Ocotepec.

“Al inicio de la administración nos fue solicitado apoyar este proyecto de restauración del mural, lo pidieron en su lengua de origen, el “náhuatl”, y nos expresaron el significado que tenía esta obra y la importancia que representa para las nuevas generaciones. Por ello, nos dimos a la tarea de buscar cómo sí llevar a cabo el proyecto, que por ahora concluye una primera parte, y que estamos seguros que una vez que las condiciones climatológicas lo permitan, se concluirá la segunda etapa que se encuentra en la explanada de la Ayudantía, pero hoy cumplimos el compromiso con los pobladores”, expresó el edil capitalino.

El mural habla del nacimiento del pueblo indígena de Ocotepec, sus tradiciones, el cuidado de la tierra y sus frutos, de la madre naturaleza que brinda cobijo a las familias, y de la Tierra y Libertad que llevó a la revolución el general Emiliano Zapata.

 

Publicado en Sociedad

El alcalde puso en marcha la obra de empedrado de la calle Emiliano Zapata, en el poblado de Ocotepec.

 “Tenemos claro el rezago que se tiene en inversión de obra pública en el pueblo de Ocotepec, sin embargo, trabajamos en unidad, Ayuntamiento de Cuernavaca y poblado, para atender y resolver las solicitudes de los pobladores”, afirmó Antonio Villalobos Adán, esta mañana en el arranque de la obra de construcción de un empedrado de la calle Emiliano Zapata, en el poblado de Ocotepec, con una inversión de más de un millón 569 mil pesos, como parte del programa de embellecimiento de la ciudad y que en particular para los pobladores agilizará la circulación vial de la comunidad.

El alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos, y el encargado de despacho de la Secretaría de Obras Públicas del municipio, Alberto Canek Zagal, acompañados por el ayudante municipal de Ocotepec, Octaviano Rangel, así como por pobladores, se dio el banderazo de arranque del proyecto de renovación total de 1,125 metros lineales, balizamiento, así como la nivelación de andadores, plazas y banquetas con material de calidad en toda la calle Emiliano Zapata del poblado.

El alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos informó que en 90 días esté terminada la obra que beneficiará a más de 180 familias de esa comunidad regida por usos y costumbres.

“Todos los trabajos son en beneficio de los habitantes, para revertir los rezagos en infraestructura pública que no se hicieron en el pasado, y obligando a los automovilistas particulares a utilizar vías alternas. Por ello, agradezco a los habitantes del poblado su disposición de participar en el desarrollo y embellecimiento de las calles y avenidas principales, siempre trabajando en unidad entre ciudadanos y autoridad”, expresó el edil.

Antonio Villalobos estuvo acompañado de los regidores Jesús Martínez Dorantes, Gerardo Güemes Manzo, María Alicia Martínez, Albina Cortés y Anayeli Fabiola Rodríguez, quienes atestiguaron los trabajos de reacondicionamiento de pavimentación del empedrado de 20 centímetros de espesor con gravilla y la reparación de tuberías dañadas.

 

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 09 Octubre 2019 05:16

La cereada en Ocotepec

“Sale caro morirse”, exclama Dora Trejo, originaria del poblado de Ocotepec, al hacer un recuento de toda la inversión que realizan los habitantes de esta comunidad de Cuernavaca durante los meses de octubre y noviembre para recibir a los difuntos. “Una familia de la comunidad de Ocotepec puede invertir en promedio entre 50 mil y 80 mil pesos para realizar nuestro ritual de recibir a los que ya se nos adelantaron en el camino”, agrega Miguel Trejo, habitante del mismo poblado.

Los hermanos Dora y Miguel Trejo son promotores incansables de la tradición en torno al Día de Muertos, nacidos en la comunidad de Ocotepec, lugar donde las ceremonias fueron distinguidas por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por su riqueza cultural.

Actualmente Dora radica en Santa Ana, California, y Miguel vive en Ocotepec. Pese a la distancia territorial que hay entre ellos, la tradición en torno al Día de Muertos los reúne año con año.

Este 2019 no será la excepción. Dora viajará miles de kilómetros para reunirse con su familia y participar en “La Cereada”, antigua tradición de Ocotepec que se celebra cada 18 de octubre para recibir a las almas que murieron de causas no naturales: accidente automovilístico, homicidio, suicidio, entre otras.

“Me gusta mucho la tradición de Día de Muertos en Ocotepec, es algo que disfruto mucho, aunque representa un gasto muy fuerte, sí es algo que me gusta, son tradiciones reconocidas a nivel internacional por la UNESCO”, refiere Dora Trejo.

Por su parte, Miguel Trejo explica que lamentablemente la tradición de La Cereada se ha ido transformando, puesto que ahora pareciera que importa más el espectáculo o el tema de “lo turístico”.

“La Cereada es una tradición que ya tiene mucho tiempo de realizarse en Ocotepec. Nuestros abuelitos nos platicaban de toda la esencia de esta tradición y el significado ritual y sobre todo comunitario que tenía. Ahora ya se volvió como espectáculo, vienen ríos de turistas y no está mal que nos visiten, solo que se debe conocer el verdadero significado porque hay quienes nos visitan y tienen la creencia de que solo si traen una vela les permitimos ver las ofrendas, esto no es así, la vela se acostumbraba a traer por parte de quienes conocían al difunto para iluminar su camino”, explica Miguel Trejo.

La Cereada se celebraba cada 28 de octubre, el Día de San Lucas, aunque en Ocotepec se festeja el 18 de octubre debido a que en tiempos de la Revolución hubo una matanza, de alrededor de 40 personas. En memoria a la gente de la comunidad, la celebración del “Día de los Accidentados”, agregó Miguel Trejo.

Al mediodía del 17 de octubre se coloca la ofrenda, para que el 18 ya esté lista. Por la mañana se reúnen las familias en un ritual más íntimo, ya que por la tarde se empieza a recibir a la gente externa a la comunidad. Previo a la colocación de la ofrenda se hace una novena, con rezos propios de la comunidad.

Este 2019, los hermanos Trejo participan en la preparación de la ofrenda nueva para Fredy Valadez, líder del servicio de recolección de basura en Cuernavaca, que fue asesinado en enero del presente año, en el poblado de Chamilpa. Fredy era habitante de Ocotepec, y sus familiares lo esperan para este 18 de octubre, que acorde a la creencia, son los días que “tienen permiso de salir los difuntos”.

Miguel Trejo enfatiza que no importa si en una ofrenda se invierten 50 u 80 mil pesos, lo importante es la devoción con que se colocan las ofrendas y el objetivo de ellos que es el recuentro con los difuntos, y señala que en Ocotepec las puertas de las casas están abiertas para todos los visitantes que quieran acercarse a la tradición de Día de Muertos: “Si en Ocotepec hay una puerta abierta y existe un arco en la entrada, esto significa que cualquier persona puede ingresar a visitar la ofrenda”.

 

Características particulares de la ofrenda de Ocotepec

“Lo que diferencia a las ofrendas de Ocotepec de las de otras comunidades, es que se trata de una ofrenda de cuerpo presente, es decir, se hace la simulación de que el cuerpo del difunto está tendido, y se le coloca una silla porque viene cansado de regresar a casa. Otra característica particular es el cielo, se monta un cielo para la ofrenda, esto últimamente se ha perdido, pero se buscar retomar, se acompaña con papel picado, y tampoco puede faltar el petate. Por lo regular son ofrendas de tres niveles”.

La octava

Se tiene la creencia de que los difuntos están en casa durante ocho días, conviviendo con los vivos gracias al llamado que se hizo mediante las ofrendas. Durante este lapso, es común que las personas escuchen ruidos extraños en sus casas, pero no les da miedo porque saben que es la presencia de sus seres.

“A los ocho días de haber colocado la ofrenda nueva, se les vuelve a colocar otra ofrenda, pero en menor cantidad, con cosas sencillas como tlaxcales, atole y tamales, y se  tienen listas las salvas de cuete, para que al escuchar el repique de campanas de la iglesia, se echen los cuetes desde todas las casas donde hubo ofrendas nuevas en señal de que estamos despidiendo a los difuntos”, explica Miguel Trejo.

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 2
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.